• Managua |
  • |
  • |

El “hormigueo” o adormecimiento en las manos y piernas es una serie de sensaciones anormales que además de generar incomodidad, también son un motivo de preocupación, debido a que no se conoce con certeza qué es lo que pueda estar detrás de todo ello. De esta forma, el hormigueo suele presentarse en varias partes del cuerpo, siendo las zonas más frecuentes: las manos, los pies, los brazos y las piernas.
Síntomas
La parestesia es el nombre que se le da al hormigueo. Se produce en la superficie de la piel y la sensación es de miembros entumecidos, quemazón o incluso de un hormigueo que se extiende a otras partes del cuerpo. Se trata de un trastorno que afecta tanto al sistema nervioso central (cerebro) como al periférico (en los nervios situados en otras partes del cuerpo). “El hormigueo se produce generalmente en las extremidades (puntas de los dedos de las manos y de los pies) y en la región peribucal y perianal o genital, zonas particularmente enervadas”, según se detalla en el sitio Web Doctísimo.
Causas
Las causas son variadas, aunque la mayoría de ellas no son graves, como el hormigueo que indica la reaparición de la sensibilidad en un nervio que ha estado comprimido, como por ejemplo cuando la persona se duerme sobre un brazo y al momento de cambiar de posición la sangre comienza a circular. Otras causas de hormigueo pueden atribuirse a: estar sentado o parado en la misma posición por un tiempo prolongado, lesión en un nervio, presión sobre los nervios raquídeos, tener niveles anormales de calcio, potasio o sodio en el organismo o bien, mordeduras de animales.
Medicinas naturales
De manera refleja, las personas pueden mover los miembros entumecidos con el fin de eliminar los hormigueos. El movimiento permite reactivar la circulación sanguínea y hacer desaparecer o reducir esa sensación. Se puede friccionar la zona adormecida con una mezcla de aceite vegetal y una o dos gotas de aceite esencial de geranio. El geranio ayuda a calmar las neuralgias y actúa sobre el picor.
También podemos reforzar las defensas del organismo tomando oligoelementos como manganeso (dos veces por semana en asociación con fósforo y magnesio) o recurriendo a la fitoterapia y en concreto a plantas sedantes como espino blanco, pasiflora y valeriana.
Consultas al médico
Si los hormigueos se hacen recurrentes y duran más de 48 horas, reaparecen a los días o semanas; persisten, empeoran o si la zona cutánea se agranda o si hay otros síntomas como hiperventilación o fallo de una pierna, usted debe recurrir al médico para manifestarle sus inquietudes. De esta forma, es aconsejable acudir primero al médico clínico, quien después de descartar las causas menos graves, le enviará a un neurólogo para realizar algunos estudios de control de reflejos.