• Managua |
  • |
  • |

PAULA ANDREA ARCE DE CHAMORRO
info@vidasananicaragua.com

En esta época de Cuaresma muchos “ayunan” y hacen sus sacrificios de diferente manera. Yo en mi consulta oigo a algunos preocupados y deseosos de mantenerse siempre saludables, llevando una alimentación sana y creen que esto no es posible en el contexto de evitar carnes los viernes y las fechas en que la Iglesia indica. Por esto comparto con ustedes algunas estrategias que les serán muy útiles:
Alimentarse sanamente no es hacer dieta, así que recuerda que siempre puedes buscar las mejores opciones y seguir tu “ayuno” sin ningún problema.
Disfruta estos cuarenta días incluyendo las frutas de la temporada, que aparte de estar muy dulces, proporcionan gran cantidad de vitamina C y A (guayaba, mandarina, jocote, mango, papaya). Inclúyelas en el desayuno o como meriendas.
Si eliminas las carnes en algunos días recuerda que siempre debes consumir proteína así que reemplázalas por proteínas vegetales como el frijol, lenteja, garbanzo. Estos puedes hacerlos en sopas combinados con pequeños trozos de vegetales, en guisos o también cocidos como parte de grandes platos de ensaladas. Una taza de estos granos cocidos aporta la proteína de 2 onzas de carne, pollo o pescado, sin tener colesterol y con mucha fibra y nutrientes.
Si eres “fan” de las bebidas dulces y carbonatadas, un buen sacrificio es eliminarlas en esta época, además beneficiarás tu salud.
¿Sopa de queso los viernes? Recuerda controlar la cantidad y disfruta su rico sabor con las rosquillas tostadas, horneadas o a la plancha y no fritas. Al fritar las calorías se triplican así que la forma de preparación es importante. Acompáñala con un gran plato de ensalada.
Los pescados puedes prepararlos en sopas, a la plancha con alguna salsa roja tipo “Tipitapa” encima, o colocándole yogur natural con eneldo o alcaparras. Disfrútalo también al vapor sobre una gran cama de vegetales o prepáralo al horno. También puedes consumir ceviches, atún y sardinas. Obtén sus beneficios no sólo en esta época. Inclúyelos por lo menos dos veces a la semana.
Para evitar las carnes puedes preparar arroces o pastas que vayan combinadas con vegetales o alguna proteína permitida, siempre combina vegetales abundantes y prioriza las salsas a base de tomate o de aceite de oliva y ajo.
El huevo es una excelente fuente de proteína y puedes prepararlo de diferentes formas e incluirlo en cualquier tiempo de comida.
Sacrifica los traguitos. Este sí que es un buen sacrificio. Si no está dentro de tus opciones aprovecha para comenzar a moderar su consumo.
Incrementa el consumo de agua, tu cuerpo necesita estar mucho más hidratado cuando el calor se intensifica.
Aprovecha esta CUARESMA para ser mejor persona, para responsabilizarte por tu propio cuerpo estableciendo una vida más saludable, esto es parte de la conciencia que desarrollas de tu vida y tu existencia. El autocuidado es una forma de decirle SÍ a nuestra vida.