•   Managua  |
  •  |
  •  |

La caries es una de las enfermedades más habituales de la civilización actual, que puede aparecer a cualquier edad así como afectar a cualquier diente. Esta enfermedad es desencadenada por bacterias que se hallan en los dientes y que dañan el esmalte dental con sus productos metabólicos o  ácidos, según refieren los expertos del sitio web Dentaid.

Inicialmente, los indicios de caries son únicamente zonas claras o de color marrón claro, que más adelante se convierten en manchas negras, que con el tiempo pueden llegar a causar dolor. Según detallan los expertos, la caries dental es una enfermedad multifactorial que implica una interacción entre los dientes, la saliva y la microbiota oral como factores del propio individuo y de la dieta como factor externo.

Entre los factores que desencadenan la enfermedad se encuentran: la ingesta de alimentos con alto contenido de azúcar y bebidas carbonatadas, técnicas de higiene bucal erróneas, la susceptibilidad genética heredada, la disminución del pH y la edad.

Proceso

Los especialistas en la salud bucal de Dentaid explican que la caries es una forma de infección en la cual se acumulan bacterias específicas sobre la superficie del esmalte, donde se elaboran productos ácidos que desmineralizan la superficie y disgregan el diente. De esta forma, una vez que se ha producido el daño en el esmalte, el proceso evoluciona a partes más internas del diente, a través de la dentina hacia la pulpa. Y a la vez agregan que, si el proceso no se detiene, el diente puede quedar totalmente destruido.

Además, los dientes empastados (calzados), por ejemplo, pueden enfermar nuevamente en otra zona. Y es que precisamente, los bordes de empastes y coronas son muy propensos a sufrir de nuevo una caries en caso de higiene dental insuficiente.

Tratamiento

El avance de las caries puede ser interrumpido eliminando mecánicamente el tejido dentario infectado y sustituyéndolo por un material sintético adecuado, que restaure la forma y las funciones normales del diente. De modo que los huecos que quedan tras la eliminación de la caries se rellenan con materiales plásticos o con amalgamas de plata.

Si bien las caries son bastante frecuentes, una profilaxis realizada correctamente puede evitar de forma eficaz esta enfermedad de los dientes. Para ello, es necesario una higiene dental esmerada, como: limpiarse los dientes regularmente, usar enjuagues bucales, fluoración de los dientes, visitas regulares al dentista y una alimentación sana para los dientes.