•   Managua  |
  •  |
  •  |

En la actualidad existen diversos programas multimedia especiales que permiten ejercitar el cerebro, por ejemplo “Juegos Mentales”, que se transmite por Nat Geo, además de numerosos libros que animan a sus lectores a mejorar sus capacidades mentales.

Muchos estudios han concluido que el entrenamiento mental puede ejercer un efecto positivo sobre la memoria, por lo que el entrenamiento mental es especialmente beneficioso para las personas de edad avanzada y puede mantener durante un largo período de forma estable a los pacientes que padecen de un tipo de demencia leve.

Materia gris

La materia gris se encuentra en las regiones de la corteza cerebral y está compuesta fundamentalmente por células nerviosas, que de acuerdo con estudios científicos, tal parece que el número de neuronas de la sustancia gris está relacionado con la inteligencia.

Según el portal de salud Onmeda.es, por ejemplo, leer escritura invertida durante quince minutos al día puede contribuir a la expansión de la sustancia gris en el cerebro, logrando así que puedas aumentar el número de conexiones entre las células nerviosas (neuronas), de modo que el cerebro mejora su rendimiento. Además, se han realizado diversos estudios en los que las personas que han sido sometidas a programas de entrenamiento mental han experimentado un aumento de materia gris, que ha sido comprobado a través de una resonancia magnética.

Fluida y cristalizada

Un factor importante para el aprendizaje y otros muchos ámbitos cognitivos es la denominada inteligencia fluida. Esta mide la capacidad para adaptarse a situaciones desconocidas y solucionar problemas nuevos, mientras que la inteligencia cristalizada es lo opuesto, porque describe la aplicación de la experiencia, las destrezas y los conocimientos. Recientemente, un estudio científico demostró que es posible mejorar activamente la inteligencia fluida, y por tanto la facultad de pensar por medio de ejercicios de entrenamiento.

Retar al cerebro

Para aquellas personas que no se vuelven mentalmente inactivas con la edad y que de manera constante les interesa estar buscando desafíos para retar a su cerebro, pueden mantener sus facultades mentales entretenidas a través de acertijos, lecturas o incluso, mediante el aprendizaje de otro idioma. Una de las claves para ejercitar el cerebro de forma eficiente es no hacer siempre lo mismo, pues el cerebro necesita absorber nuevos estímulos de conocimiento.