•  |
  •  |

Durante esta temporada podemos disfrutar de muchos alimentos, uno de ellos es el aguacate, típico de  esta época y con un potencial nutritivo que debemos conocer.

Son tantos los beneficios que puede aportarnos a nuestra salud que no dudaremos en hacerlo parte de nuestra plato aprovechando su cosecha.

Debemos tener en cuenta que el aguacate en comparación con otras frutas aporta mayor cantidad de calorías, ½ taza de cubos de esta fruta nos aporta 160 calorías, por tanto su consumo debe ser moderado para no excedernos en ingesta calórica. Por otro lado es una excelente fuente de vitamina C, E que son antioxidantes, vitamina D que favorece la salud de nuestros huesos y músculos, aporta gran cantidad de fibra que ayuda a mantener nuestro buen funcionamiento intestinal y a nivelar la  glucosa en sangre y además posee  gran cantidad de grasa monoinsaturada que al igual que el aceite de oliva protege nuestro corazón y sistema arterial.

Otra de las ventajas del aguacate es su versatilidad a la hora de consumirlo, pues podemos incluirlo en cualquiera de nuestros tiempos de comida, así que tomen nota:

A la hora del desayuno podemos incluirlo en un delicioso BATIDO preparado con ½  taza de aguacate con 1 vaso de leche descremada y un poco de azúcar o edulcorante de preferencia y acompañarlo con unas tostadas de pan. 

Disfrutarlo como SANDWICH con 2 rebanadas de pan, rodajas de aguacate, rodajas de tomate y rodajas de huevo cocido o como acompañante del gallopinto, la tortilla de maíz o los frijoles del desayuno en una buena combinación.

En las meriendas podemos disfrutar de un puré de aguacate o GUACAMOLE colocado sobre unas galletas o en cuadritos con salsa de tomate y un poco de salsa inglesa como coctel.

En los almuerzos como ACOMPAÑANTE  del plato con un poco de sal, o también en trocitos, combinado con la lechuga, tomate y vegetales de la ensalada, un rico aderezo tipo vinagreta de aceite de oliva, vinagre balsámico, sal y pimienta aquí sería un ingrediente más de las ensaladas. Si lo que comeremos es una sopa entonces puede ir cortado dentro de la sopa, o en guacamole puede ir como aderezo de unos tacos, chilaquiles o alguna carne asada con tortilla y frijol molido.

Obviamente para las cenas podemos optar por cualquiera de las opciones anteriores, yo propongo dos usos diferentes, uno es como parte de una ENSALADA que lleve lechuga, tomate, frijol rojo cocido, cuadros de aguacate, maíz dulce amarillo y trocitos de pollo desmenuzado o a la plancha más una vinagreta de preferencia. También como aguacate RELLENO CON atún, ceviche,  camarones o alguna carne o pollo bien guisado y sazonado.

No dejes pasar la temporada sin incluir el aguacate como parte de los alimentos que vas a consumir, además arriésgate a comerlo de otras formas distintas a las tradicionales. Que lo disfrutes!!!