Franco Guzmán
  •  |
  •  |

* Entrenador de Crossift Nivel 1, de kettlebells y Fitclub Nicaragua

Lo hemos escuchado un millón de veces y por algún motivo aún no lo creemos: no se le puede vencer con entrenamiento a una mala alimentación. La nutrición siempre vencerá el ejercicio cardiovascular cuando se trata de pérdida de grasa. Mientras más energía física y mental utilicemos en el gimnasio, menos energía tendremos disponible para tomar buenas decisiones en la cocina. Con eso en mente, puede ser hasta beneficioso pasar menos tiempo haciendo cardio y más tiempo preparando tus comidas.

Lo básico de nutrición es: si estas comiendo tus vegetales y proteínas y tomando suficiente agua, ¿qué importa lo demás? Tal vez el razonamiento de calorías que entran/calorías que salen no sea lo más perfecto para la pérdida de grasa, pero funciona. Y mi punto es, si no estás haciendo lo básico, olvídate del resto y ni siquiera te pongas a pensar cuál va a ser tu comida trampa de la semana, porque la verdad es que no te has ganado el uso de eso. No hay suplemento que te salve de un mal estilo de vida donde no dormís lo suficiente y tu dieta no es la adecuada. No dudo, que se pueda hacer por un periodo, pero, a largo plazo, lo básico de una buena alimentación es lo que te dará resultados.

Otro problema que se sale de lo básico de la nutrición es la mentalidad de comer menos y ejercitarse más. Lamentablemente muchas veces las personas no tienen ni noción de lo que están ingiriendo y están llevando sus cuerpos a un estado donde lo único que su cuerpo hará será tratar de sobrevivir. Averigüen cuántas calorías están ingiriendo antes de pensar que necesitan tres horas en el gimnasio o no comer en la hora de la cena. En muchos casos las personas no miran resultados debido a esto.

Lo mismo pasa con las personas que quieren subir de peso y empiezan a buscar suplementos para ayudarse. Quieren subir de peso, el mejor suplemento se llama: calorías. Tenés que comer proteína en abundancia, comer tus vegetales y mantenerte hidratado. Es la misma fórmula de la perdida de grasa con el detalle que en la segunda se debe de controlar más la calidad y cantidad de sus calorías mientras que la primera tiene más libertad para consumir ciertas grasas y carbohidratos.

El detalle con un estilo de vida saludable es que las personas son impacientes. Pregúntale a alguien cuanto tiempo duro en su última dieta. Creería que el resultado no pasará de 15 días. Y esto duele, porque esos primeros quince días de cualquier dieta son los más duros, esa es la etapa donde el cuerpo se está adaptando, modificando y te está costando hacer los cambios drásticos una parte de tu estilo de vida. Y estás por pasar estos 15 días en el infierno y empezar con lo “nuevo normal” y que ocurre, abandonan el plan por completo o cambian de dieta y entran nuevamente a esa etapa de adaptación. Escoge algo, lo que sea y no lo abandones.

Lo otro es que por algún motivo la gente piensa que debe ser un proceso fácil. Ya lo han escuchado, si fuese fácil todo el mundo lo haría. Pero no, ponerse en forma no es fácil, aun para los que dicen que es fácil. No mienten, simplemente se torna fácil para ellos porque ya llevan mucho tiempo trabajando en ello. Es decir, el llevar una vida sana es su “nuevo normal”. En vez de esperar que sea fácil, espera que sea difícil. Un gran reto, posiblemente la cosa más difícil que harás. Y de ahí mira cada día que logras mantenerte en el camino como una victoria.