•  |
  •  |

La gripe es una de las enfermedades virales más comunes en el ser humano. Por lo general, ocurre durante épocas del año en las que se producen cambios bruscos de temperaturas, como en la estación lluviosa. Al consultar a la médica general Karla García sobre este padecimiento tan común entre las personas, refiere que los serotipos A, B y C del virus de la influenza son los causantes de la gripe.

Por tanto, la especialista explica que la gripe es una infección respiratoria causada por cierto número de virus que se manifiesta como una infección en la nariz, garganta y los pulmones, y que se propaga fácilmente. Si se pregunta cómo es que transmite con facilidad, la enfermera Nelly López aclara que este virus se propaga por el aire para luego ingresar sin inconvenientes al organismo a través de la nariz o la boca; tomando en cuenta que desde que ocurre el contagio, generalmente suelen pasar entre uno y tres días para que se manifiesten los síntomas.

Más a menudo, el contagio sucede porque la persona con gripe lleva el virus en sus manos, ya sea por toser o estornudar en sus manos. La gente saludable con frecuencia pesca la gripe de contacto mano a mano o por tocar objetos que tienen gérmenes luego que alguien enfermo los tocara.

Indicios
"La gripe es un virus y un virus es un microorganismo, lo cual significa que es tan pequeño que no lo puedes ver sin un microscopio potente", comparte la enfermera. Por su parte, la doctora García comenta que es normal que esta enfermedad por tratarse de una infección cause fiebre, escalofríos, tos, dolor del cuerpo, dolor de cabeza, problemas de respiración y a veces dolor de oídos.

Es así que durante el invierno esta enfermedad logra su mayor impulso afectando directamente a niños y ancianos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede afectar al cuarenta por ciento de la población. A ancianos, bebés o cualquiera con un sistema inmune débil, la gripe puede ser más seria o incluso hasta fatal.

Para curar la gripe, los médicos recomiendan un descanso en cama o en reposo durante tres días, en caso de que la enfermedad sea leve; sin embargo, algunas personas necesitan de una a  dos semanas para una lograr una recuperación completa debido a que el cuerpo queda muy debilitado. Igualmente, la doctora asevera que hay que tomar abundante líquido y seguir las indicaciones sugeridas por su médico para recuperarse satisfactoriamente.