Paula Andrea Arce de Chamorro
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todos sabemos que las proteínas como grupo nutricional son muy importantes, dentro de este grupo encontramos los huevos, los lácteos y las carnes, además algunas proteínas vegetales como los frijoles, lentejas y garganzos. Estas proteinas son las que dan estructura y permiten que nuestro cuerpo sintetice diferentes sustancias y elementos como las paredes de las  células mismas, las fibras musculares, los anticuerpos y las hormonas entre otros. Por eso entendemos aquel comentario de nuestras mamás cuando no queríamos comer y nos decían por “lo menos comete el pollo o el huevo”, estábamos creciendo y era lo más importante.

Las proteínas dan mucha saciedad y permiten que nos sintamos sin hambre, al ser mas duras y fibrosas, su digestión es mas lenta dando plenitud y la respuesta de nuestro cuerpo cuando las consumimos no causa más necesidad de comer (al contrario de lo que ocurre con algunos carbohidratos).

Por esta razón, en estas fiestas una de las estrategias que podemos implementar es la de consumir proteínas saludables para estar más controlados con el hambre y así evitar comer más de la cuenta y sufrir las consecuencias del sobrepeso al terminar todo.

Te comparto algunos consejos que te permitirán estar más saludable y ayudarán a ahorrar calorías es estas festividades: 

•     Para los desayunos no dejes de consumir el huevo , es muy nutritivo y lo puedes incluso preparar con el pavo o el cerdo que sobra de las reuniones.Personalmente suelo hacer omelette al que le coloco relleno navideño en su interior, es una receta poco común pero te quitas el antojo sin introducir exceso de carbohidratos (con el pan por ejemplo).

• Además en las fiestas y reuniones, picar quesitos, jamones magros, embutidos que se vean poco grasosos es una forma de consumir un poco más de proteínas y no excederse con los chips, con las frituras o con las grasas de los dips y los patés.

•     Las proteínas de las almendras, los marañones, maní y semillas en general son muy saludables pero deben consumirse con moderación pues aportan muchas calorías por su contenido de grasa.

•     En las comidas formales es importante evitar o moderar el pan y enfocarse en consumir una buena cantidad de carnes  como la de pavo, cerdo, gallina o lomo pinchado. En estas debemos colocar las salsas aparte y consumir siempre las menos grasosas, retirándoles el exceso de gordura y pellejos. Estas carnes deben ocupar el 25 a 30% del plato para repartir el otro tanto en los carbohidratos o harinas y en los vegetales y las ensaladas.

•     El relleno navideño tiene bastantes calorías, lo ideal es poder prepararlo con una buena cantidad de carne de pollo o cerdo a la que se le ha quitado la grasa y combinarlo con poca cantidad de pan, de esta forma es más proteico. Acompañarlo con las carnes antes que con el pan es una buena estrategia.

En esta época de fiestas, consumir más proteínas te ayuda a ahorrar calorías y a sentir menos hambre.