•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Graduada en odontología por la Universidad Americana (UAM) y con una especialización en periodoncia realizada en Chile,  la doctora Verónica Peña Silva es una mujer joven, de sonrisa amable y espíritu alegre que irradia optimismo donde pasa.

Fue la única entre sus tres hermanos que desde los siete años estaba definida por la odontología, siempre mantuvo ese interés, por eso cuando estaba adolescente y  habló con su abuelito, el recién fallecido bardo Fernando Silva, y le dijo que quería estudiar medicina, el poeta se quedó quieto y con su mirada pícara le dijo: “Ni se te ocurra, vas a tener una vida supersacrificada, estudiá odontología, mamita. No hagás locuritas”. Entonces ella le contestó: "¡Hay sí,  tenés razón!, me gusta más la odontología". Así fue como cumplió su sueño de  trabajar de boca en boca.

Después que regresó de Chile como especialista en periodoncia, la doctora Peña empezó trabajando al llamado de varios colegas que tenían clínicas particulares, luego construyó su propia clínica en la casa de sus padres y este año decidió construir Perio Dental Center, una moderna clínica odontológica que brinda atención en todas las especialidades  de salud bucal de hombres, mujeres y niños.

En esta clínica hay especialistas en periodoncia, implantología, endodoncia, prostodoncia, odontopediatría, cirugía maxilofacial, entre otros.

“Lo primero que vienen a buscar son las limpiezas bucales y obturaciones, una vez que se hace el diagnóstico, el paciente se da cuenta que tiene más cosas por hacerse: que ha perdido un diente y  se lo quiere reponer por medio de un implante o por medio de un puente, o si tiene calza demasiado grande y ya no le gusta el color, se siente con mucha impactación alimenticia en ese sitio y se lo cambia por una corona. Ahora se está dando mucho  todo lo que es el diseño  de sonrisa, se cambian las resinas antiguas o dientes que están un poco fracturados o que están muy manchados, etc., es por lo que vienen más", refiere la doctora Peña Silva. 

Hasta el momento, ¿qué ha sido lo más difícil para usted?

Lo más difícil ha sido el mercado nicaragüense, hay demasiados odontólogos y  hay una mentalidad que se está dando de que todo es al dos por uno, limpiezas al dos por uno, tratamientos que no son bien pagados. Ha sido difícil educar al paciente que no es lo mismo ir a una clínica con un odontólogo que no es especialista,  que ir donde un especialista donde te ponen las mejores cosas. Yo trato de trabajar con un precio adecuado,  no voy a poner precios absurdos porque uno sabe cómo es la economía de Nicaragua, sabe perfectamente cuánto gana la gente, eso sí, son precios acorde al  tratamiento que se está haciendo, eso  ha sido lo más difícil, en la parte profesional todo ha sido maravilloso, soy periodoncista y solo hago periodoncia, por el momento ese es mi plan, solo hacer mi especialidad.

¿Heredó algo de la influencia poética de su abuelo?

Yo creo que todos sus hijos y nietos tenemos un toque mágico, él era muy sincero, honesto, alegre, positivo y eso parece que me caló completamente, soy superpositiva y algo muy bonito de él  era su relación con Dios y la profesión, y ahora  no hay día que yo no  me levante y le diga: "diosito, dame un buen día, que estos problemas que tengo no sean grandes, y si va a pasar algo, ¡ayúdame!".

Cuando estaba en Chile, ¿qué añoraba de Nicaragua?

La verdad, a mis papás y abuelos, esa ternura, esas pláticas, eso es lo que más me hacía falta… y las comidas, mi abuela Gertrudis  tenía una sazón… ¡espectacular!

¿Cómo se define usted misma?

Soy una persona perseverante, muy estudiosa, optimista, sincera, romántica, esa soy yo.

¿Quién ha tenido mayor influencia en su vida?

Mi mamá, mi mamá es lo más grande que yo tengo.

¿El mayor logro que usted ha tenido hasta el momento?

Ser especialista en periodoncia, es mi mayor logro académico. 

¿Lo más audaz que alguna vez hizo?

Cuando estaba en la universidad de Chile, hice un intercambio a Colombia, estuve en el Vigado, que es la ciudad de Pablo Escobar, una ciudad muy complicada, allí estuve en peligro y logré por perspicacia y audacia salirme de una situación de peligro, de miedo, fue como instintivo, había habido como una revuelta, como una protesta y al mismo tiempo como guerrilla y uno  inocente como turista no sabe nada, y cuando un colombiano te dice: "ven para acá, escóndete, te puede pasar… no sé qué cosa". Inmediatamente hay que inventar algo para que no se dieran cuenta de que yo ya los había visto, eso fue como una picardía, audacia, movilidad, eso fue lo más audaz que he vivido, cuando estuve en peligro.

¿Cuál es su meta para el futuro?

Crecer todos los días, ser mejor, ser una buena mamá, tratar de dar a mis pacientes una atención integral, que la gente me refiera ser como un ícono de referencia.

¿Su hobby favorito?

Me encanta la cocina, cocino de todo, no solo comida nicaragüense, sería mentirosa, hago de todo, comida francesa, mediterránea, nica, chilena, criolla, todas las comidas me gustan.

¿Qué comida chatarra le gusta?

Entre un sándwich y una  hamburguesa, prefiero la hamburguesa.

Perfil

Verónica Peña Silva

Profesión: dentista especialista en periodoncia 
Estado civil: casada, 1 hija.

A esta periodoncista, nieta del escritor Fernando Silva, la hace enojar que las cosas no salgan bien, porque es perfeccionista. Si le tocara cambiar algo de ella, asegura que sería la facilidad con que se estresa.

Su hija es la persona que más sonrisa le saca y asegura que la clave del éxito es la constancia, que a su vez es la perseverancia, y la disciplina en el estudio, además del amor a Dios, a la patria y a los padres.