•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las cáscaras son la piel de la fruta. Y es la cáscara el lugar con el que la fruta interactúa con la luz, formando una variedad de pigmentos que absorben diferentes longitudes de ondas, como es el caso de los flavonoides y los carotenoides, los cuales son muy beneficiosos para nuestra salud, de acuerdo con la bióloga Lilliam Mendoza. Aquí te brindamos algunas propuestas.

Naranjas

Su cáscara es especialmente recomendada para disfrutar de una buena digestión, gracias en especial a sus propiedades antinflamatorias. Comer el hollejo de las naranjas ayuda a aliviar las molestias causadas por flatulencias, diarrea y, en general, por males digestivos. 

Tomate verde 

Diferentes investigaciones han constatado que consumir cáscara de tomate verde en forma de infusión resulta muy beneficioso para bajar los niveles de azúcar en la sangre. Este efecto se debe a la presencia de un compuesto conocido como acilsacarosa, la cual presenta acción hipoglucemiante. Esta misma cualidad la presentan no solo la cáscara de tomate verde, sino también las manzanas y peras. 

Para disminuir grasas

Consumir la cáscara de determinadas frutas (ciruelas, manzanas, peras y arándanos) ayuda a disminuir la cantidad de grasa corporal, a la vez que permite ganar músculo. 

Manzana 

La cáscara de manzana no solo ayuda a reducir los niveles de grasas en la sangre, también es rica en ácido ursólico, el cual disminuye la masa grasa y aumenta la grasa magra.