•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como una época de renacimiento, sanación y reflexión, así debe ser vista la Navidad, temporada que no es grata para todos los gustos debido a que múltiples factores como la nostalgia, la soledad, la impotencia de obtener algo, entre otros, intervienen en los estados de ánimo, haciendo que cada quien se formule un concepto propio sobre estas fechas, según la psicóloga Luisa Amanda González. 

Desde el punto de vista de la experta, nadie debería culpar las actitudes de aquellas personas a las que no les gusta la Navidad, porque nosotros no sabemos, pero "más de uno podría estar atravesando momentos difíciles, no solo en el plano personal y laboral sino también en el afectivo y económico". 

Factores

El desgano que padecen las personas durante la época navideña se conoce como desorden afectivo estacional. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS,) este padecimiento afecta a 350 millones de personas en el mundo y es la principal causa de discapacidad. 

Hay quienes sufren de nostalgia por la ausencia de seres queridos, otros se rodean de recuerdos de acontecimientos pasados negativos al punto que llegan a considerar como una desdichada su existencia. También sentimientos de soledad y añoranza se presentan en quienes se encuentran físicamente lejos de su familia, porque pueda que tal vez no les sea posible visitarlos en estas fechas. 

También: Lanzan concurso nacional de comidas típicas de Navidad

Entre otros casos, se destacan las frustraciones por no haber logrado metas propuestas a lo largo del año y para algunos es hasta irritante ver cómo las demás personas piensan en compras y viajes, tomándolo como una fecha de consumo más que de unión familiar, y puede que la razón de la molestia del afectado esté en que el mismo se encuentre limitado de su capital como para celebrar. 

Qué hacer 

González aconseja que lo mejor es rodearse de personas alegres, de esas que pueden contagiar con su entusiasmo, buscar apoyo en amigos, formular un compromiso de mejora con uno mismo y tratar de entender que nuestra vida tiene sentido. 

Asimismo, expresa que hay que evitar el consumo del alcohol y medicamentos no formulados, porque estos aumentan la posibilidad de agravar una depresión debido a que desestabilizan las emociones.

Es importante dormir bien y continuo, para mantener el cuerpo relajado. Otra recomendación es hacerle frentre a la depresión con ejercicio. En cuanto a alimentación, comer bien y variado, como por ejemplo: pescado, frutas, verduras y agua. Esto es clave para regular nuestros estados de presión arterial. 

González señala que si la persona persiste en un estado de tristeza sin razón y desmotivación, lo mejor es consultar al psicólogo y solicitarle un apoyo terapéutico.

Otras claves 

* Si la tristeza viene por la pérdida de un ser querido, la experta dice que una buena alternativa es recordar a esa persona e intentar reincorporarla a nuestra vida, a través de los valores que compartimos con ella. 

* Como decía el maestro budista Ole Nydhal: “Cuando pensamos en nosotros mismos tenemos problemas, cuando pensamos en los demás tenemos tareas”. Si la tristeza nos llega por estar lejos o sentirnos solos, en el lugar en que nos encontremos podemos elegir relacionarnos con otras personas. Reflexioná que hay muchas personas en los hospitales que necesitan compañía. 

Lea: Adiós altares, hola nacimientos... Managua se viste de Navidad

* Y si la tristeza ha tocado tu alma en esta época y desconocés su origen, la psicóloga manifiesta que sentirse así podría ser una invitación a  hacer una pausa para evaluar hacia donde vamos, si en realidad estamos listos para el año que viene y cómo habrá que enfrentar los nuevos retos.

* Recordá que no estamos obligados a celebrar Navidad o  a estar con personas con las que no nos sentimos a gusto, vos podés buscar tu distracción. No todo el mundo tiene que estar feliz en estas fechas, no es cierto que se solucionen los problemas, lo cierto es que a pesar de ellos se puede estar con las personas que más se quieren.