Paula Andrea Arce de Chamorro
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luego de las fiestas abrimos nuestra refrigeradora y generalmente encontramos “sobras” de las fiestas de Navidad , por lo menos a mí me aburre volver a comer el pavo, cerdo, relleno, arroz y demás de la misma forma y esto me ha motivado a hacer algunos experimentos que a parte de ser superricos son bastante saludables, quiero compartir algunas ideas:

Tacos: Es muy práctico tomar el cerdo, el pavo o el sobrante de gallina y desmenuzarlo, luego colocarlo a sazonar con cebolla y chiltoma si es necesario o con un poco del gravy y servirlo encima de un par de tortillas. Se disfrutan con un pico de gallo, ensalada de repollo o aguacate. Al cerdo se le pueden colocar pequeños trocitos de piña dorada para imitar el sabor de los taquitos al pastor. Algunas veces pueden rallarle un poco de mozarella encima y quedan divinoooooo...

Sándwich: Los restantes de carnes de la Navidad se pueden lasquear y cubrir con algún queso de su preferencia más lechuga, tomate, pepinillo y hacer un delicioso sándwich para disfrutar cuando ya no queremos cocinar mucho.

Sopas: El pavo desmenuzado agregado a un caldo de pollo o res con cuadritos de vegetales o vegetales licuados mas la carne dentro es muy rico, además recordemos que el pavo tiene poca grasa y así es una opción más sana. 

De igual forma, el cerdo en trocitos dentro de una sopa de lentejas o de garbanzo o la misma de frijoles le da un sabor particular y delicioso, variando un poco su preparación usual.

Quesadillas: Si en una tortilla de harina colocamos carne de las sobras desmenuzada y la cubrimos con queso mozarella o queso suizo, la cerramos en forma de empanada y luego se cocina en una sartén de teflón hasta que el queso se derrita, es una opción rápida y diferente. 

Ensaladas: Las ensaladas son una variada combinación de color y nutrientes, a una cama de lechuga con tomate, brócoli, coliflor, ralladura de zanahoria, chiltoma se le colocan los trozos de pavo, cerdo o gallina, además semillas o ralladura de algún queso sobrante de las bocas más un buen aderezo es una opción fácil y nutritiva.

Huevos: Las tortas de huevo tipo “española” pueden hacerse con pollo, cerdo o trocitos de gallina, además combinarles vegetales de su elección  un poco de queso y colocar a fuego lento a que se seque en una sartén antiadherente para luego servir. 

Desde hace unos años innové en casa con un omelette de relleno, inicialmente no se animaban a consumirlo, sin embargo los invito a disfrutar de él pues los sabores de nuestro tradicional relleno dentro de una tortilla de huevo son realmente espectacular.

Pastas y arroces: Los restos de las carnes en trocitos o desmenuzados, combinados con vegetales y mezclados con un arroz o con pasta son novedosos y permiten aprovechar los sobrantes de forma diferente.

Disfruta las “sobras” de forma diferente y saludable.