•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Controlar el estrés y la ansiedad, aumentar la energía y la resistencia, adquirir más equilibrio, agilidad, flexibilidad y estimular la salud del sistema inmunológico, son algunos de los beneficios que nos proporciona la práctica del tai chi chuan, un arte marcial milenario que se desarrolló en el imperio de China y que ha perdurado hasta nuestros días, según Miguel Gutiérrez, instructor personal de tai chi. 

El tai chi parece un baile que consiste en hacer diferentes movimientos y posturas lentamente, con fluidez, para asegurar que el cuerpo esté en continuo movimiento; siempre respirando profundamente.

La práctica del tai chi chuan es realmente muy recomendable. ¿Por qué será? Según afirma el entrenador: "sus movimientos armónicos y suaves, combinados con la respiración adecuada, flexibilizan las articulaciones y restauran la libre circulación de la energía, disolviendo los bloqueos y devolviendo al cuerpo su equilibrio, de ahí que sea muy útil esta disciplina para desestresarse". 

De acuerdo con la medicina tradicional: si la energía no puede circular libremente por el interior de nuestro sistema, se producen bloqueos, los cuales derivan en enfermedades. 

Importante 

Antes que nada, quien desee practicar tai chi, deberá acudir a una academia especializada en esta disciplina, pues se requiere de la experiencia de un maestro calificado en esta arte marcial para que guíe al alumno en los movimientos y manejo de la respiración, además que realizarlo en las condiciones óptimas facilitará el ejercicio.

El experto señala que existen algunos principios fundamentales de Yang Cheng Fu que resumen la postura tanto corporal como espiritual y que son ideales para que el iniciado las lleve a la práctica: mantener erguida la cabeza pero de forma relajada, mantener el pecho hacia atrás y enderezar la espalda, distribuir el peso del cuerpo adecuadamente, aprender a que los hombros y los codos se encuentren relajados, dejar que el movimiento fluya de manera natural y tratar de mantenerse quieto aun en el movimiento. 

La respiración 

"Aprender a respirar de forma adecuada es esencial para comprender la esencia de un arte marcial", sostiene Gutiérrez. Es así que mediante una buena respiración se consigue una mejor carga energética para el organismo. "El tai chi chuan nos enseña a concentrar la respiración para que el aire llegue al hipogastrio", agrega.

La respiración debe ser abdominal y para verificar que se está haciendo correctamente es necesario colocar las manos sobre el abdomen, que deberá elevarse cuando se inspira y descender al soltar el aire. Eso sí, lo mejor es centrar siempre la respiración en una zona del abdomen que se conoce como "tan tien", un área localizada a unos cinco centímetros por debajo del ombligo.

El aumento de la cantidad de aire en cada respiración ayuda a mejorar la función pulmonar, llevando más oxígeno a la sangre, y por lo tanto, a todos los tejidos y órganos, lo que influye en un aumento de la resistencia del cuerpo. 

Sistema cardiovascular

Con el tai chi chuan, al inhalar y exhalar más cantidad de aire se beneficia al sistema circulatorio, por lo tanto se aumenta la capacidad de los capilares y se refuerza la oxigenación de la sangre. Además, "se mejora la nutrición del corazón y previene la aparición de distintas dolencias cardíacas", concluye el experto.