•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Practicar ejercicios, llevar una dieta balanceada y dormir suficiente son las claves para una vida perfecta, desde el punto de vista de salud y equilibrio, no obstante, no todas las personas incluimos en el día a día estos elementos.
Por otro lado, no siempre ir al gimnasio nos garantiza los resultados, si no tenemos el entrenamiento adecuado, si nos hidratamos con productos equivocados y sobre todo si sucumbimos ante algunas situaciones que podemos llamar “mitos de gimnasio”.

El entrenador personal Christopher Calero nos brinda algunos tips para que la carrera por bajar de peso y vivir saludable pueda ser alcanzada sin contratiempos.

Sudor

En primer lugar Calero advierte que no debemos pensar que entre más sudemos más peso vamos a perder, una creencia bastante arraigada, de ahí que muchas personas hacen ejercicios prácticamente emplasticados, es decir,  con trajes que procuran la sudoración.

“El papel de la sudoración es el de enfriamiento y exige que la persona esté hidratada. A través del sudor el cuerpo pierde cloro, potasio, sodio y magnesio, pero el mayor componente perdido es el agua.  Sudar no significa obtener mejores resultados, o bajar esos kilos de más. Por otro lado,  tu corazón tendrá que latir más rápido para llevar los nutrientes y oxígeno necesario hacia tus músculos, al elevar tu frecuencia cardíaca, se elevará también tu presión arterial, sumado a la elevación de la temperatura, el riesgo que corrés es muy alto”, declara Calero.

Asimismo, en cuanto a la indumentaria señaló que si el fin es bajar de peso no se debe usar  demasiada ropa, porque esto impedirá tener una adecuada transpiración.

Tiempo y sedentarismo

El instructor asegura que cuando no se está acostumbrado a llevar una vida en la que los ejercicios son parte fundamental, las personas creen que para poder incorporarlos necesitan una rutina exhaustiva de ejercitación, lo que Calero califica como un mito.

“Las personas sedentarias lograrían grandes beneficios para su salud con solo ejercitarse 20 minutos por sesión de entrenamiento a una intensidad de 55 a 65% de su frecuencia cardíaca máxima”, asevera.

Entrenamiento

En cuanto a qué debemos hacer primero: entrenamiento muscular o cardiovascular, el instructor comparte que “se llegó a la conclusión de que en el ámbito del fitness, especialmente en los programas orientados a hipertensos, sedentarismo, personas con poco o nulo estado físico, personas mayores y obesos es apropiado entrenar primero la capacidad aeróbica y luego la fuerza”.

Bebidas

Calero apunta que es contraproducente ingerir bebidas carbonatadas o isotónicas. “Estas bebidas tanto como la cerveza y el vino tienen alto contenido calórico lo cual no te ayudará a perder peso, pues la mayoría de ellas especialmente las isotónicas tienen 150 calorías por cada botella de medio litro. La mejor bebida para reponer los líquidos perdidos durante el ejercicio en personas no deportistas profesionales es el agua”, insistió.

Desayuno

Si sos de las personas que toma el desayuno a la ligera, quizás es hora de que cambiés ese hábito, pues el instructor Calero asegura que las personas que se toman su tiempo para desayunar correctamente tienen menos posibilidades de ganar peso con el transcurso de los años.