María Joaquina Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cándida albicans es una levadura (hongo) que causa una infección vaginal que se llama “candidiasis”. Este hongo se encuentra siempre presente en pequeñas cantidades en la vagina y forma parte de la flora vaginal normal, por lo que no es considerada como una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, cuando hay un desbalance en esta flora, ya sea por factores como: resistencia a la insulina, tomar antibióticos, padecer de diabetes, tener obesidad, sufrir de síndrome metabólico y experimentar cambios hormonales; puede haber proliferación de hongos y se causa la infección, según explica Scarleth Solís Cooper, ginecóloga y obstetra.

Cuando nuestro sistema de defensas se ve debilitado, existe la posibilidad de que la cándida crezca en nuestro cuerpo y produzca tal infección. Para reconocer esta condición, la ginecóloga señala que la candidiasis ocasiona un aumento en la secreción vaginal que se presenta blanca- amarillenta y espesa, tienen mal olor y como síntoma característico aparece la picazón excesiva que provoca lesiones en la vagina por la acción de rascarse y luego produce ardor e irritación vaginal.

¿Cómo se trata?

Los tratamientos pueden ser pastillas antifúngicas en duración variable en dependencia de la gravedad del caso, pueden ser por días o semanas, también pueden usarse óvulos y cremas vaginales. Es importante siempre tratar a la pareja también porque aunque no es una enfermedad grave, esta sí puede ser transmitida por relaciones sexuales. Si tenés alguna sospecha sobre la apariencia de tu flujo vaginal, es importante que consultés a tu médico para que te indique la realización de un análisis del flujo para descubrir qué agente está produciendo la irritación.

Para prevenir

La especialista indica que las medidas de prevención incluyen evitar acciones que quiten la flora vaginal normal, como por ejemplo: no hay que lavarse la vagina por dentro, no hacer uso de duchas vaginales, no usar óvulos cada mes para limpieza, hay que llevar un control del peso, control de la diabetes si la padece la mujer, no se debe tomar antibióticos frecuentemente a menos que sea necesario, es recomendable comer yogur y lecha agria, así como tomar vitamina C y alimentos cítricos que ponen el PH de la vagina más ácido, de forma que evita la aparición de infecciones.

Del mismo modo, no es conveniente utilizar ropa apretada en la zona genital, ya que restringe la circulación de aire. Lo apropiado es utilizar ropa interior de algodón, que permita la entrada de aire y la salida de humedad. Se debe tratar de reducir el consumo de azúcares, ya que es el alimento preferido por la cándida.