•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Está tu boca sana? Si nuestra boca tiene alguna enfermedad, nuestra salud física, digestión e incluso autoestima se verá afectada, por eso es básico recordar que tener la boca y los dientes sanos es la clave para gozar de una buena salud bucodental. Es importante que el hábito comience en la infancia, pero si tras años de descuido estás buscando una sonrisa saludable, el odontólogo Jean Carlos Barboza propone una sencilla lista con algunos propósitos que te ayudarán a lucir una boca sana y estéticamente bonita.

Mejorar la higiene bucal diaria

Este principio consiste en adoptar una buena técnica de cepillado en conjunto con el hilo dental. Cepillándonos los dientes tres veces al día prevenimos la caries dental y las enfermedades que comprometen la encía (gingivitis, periodontitis). En tu kit de productos esenciales están: cepillo dental, pasta dental, hilo dental y enjuague bucal.

Para cepillarse correctamente los dientes, usá movimientos cortos y suaves, prestando especial atención a la línea de la encía, los dientes posteriores de difícil acceso y las zonas alrededor de obturaciones, coronas y otras reparaciones.

No olvidés llevar con vos siempre tu kit de higiene bucal, además del cepillo; pasta, hilo y enjuague bucal.

Cambiar el cepillo de dientes con más frecuencia

Ahora que conocés el principio básico, tené en cuenta que los productos tienen su caducidad, y el cepillo no es la excepción.

El cepillo se debe de renovar cada tres meses como mínimo, es importante hacerlo porque la cerdas se van gastando con el tiempo hasta que llega un momento en el que el producto ya no está cumpliendo su función de quitar la placa dental.

No morderte las uñas

Este hábito llamado onicofagia causa además de lesiones en los labios, lesiones como herpes, labios cortados, aftas, etc.

También tiene repercusión en los dientes, cuando practicas este mal hábito con el tiempo se desgasta la superficie de los incisivos centrales y superiores teniendo repercusión en la estética.

Dieta sana

La alimentación repercute directamente en el estado de salud de la boca. Un ejemplo claro es que cunado consumís demasiados refrescos azucarados, bebidas frutales endulzadas y comidas poco nutritivas, corres un riesgo mayor de sufrir caries dental.

Realizar al menos dos revisiones anuales

Es recomendable visitar al dentista por lo menos cada tres a seis meses, dependiendo de la recomendación de tu dentista. Muchas veces pensamos que no tenemos problemas bucales porque no tenemos dolor, pero eso es falso. Si vos tenés más de 6 meses sin ir al dentista es hora de que lo visites.

Hacer una limpieza dental anual

Efectivamente con una limpieza dental prevenimos las enfermedades periodontales, se remueve la placa y también previene el mal aliento. Es importante que el dentista te enseñe una buena técnica de cepillado.