•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Te cuesta dormir por las noches?, o ¿lográs conciliar el sueño, pero sucede que te despertás varias veces en la madrugada?, sea cual sea tu dificultad con respecto a tus horas de descanso, las interrupciones que experimenta tu sistema neurológico tienen su explicación y pueden deberse a cambios fisiológicos, por la acción de ciertos fármacos o por el estilo de vida que lleva la persona, según indica el Neurólogo y Psiquiatra, Javier Martínez Dearreaza.

De acuerdo con el galeno, el insomnio es un trastorno que se manifiesta como una dificultad para iniciar el sueño, para mantenerlo o mediante un despertar final adelantado. A consecuencia de estas dificultades, a lo largo del día, las personas afectadas pueden experimentar cansancio, ansiedad o depresión, trastornos de memoria, irritabilidad, nerviosismo y cierto grado de somnolencia, lo cual puede ser muy peligroso para quienes trabajan con máquinas o conducen. Desde el punto de vista del experto, es más importante la calidad de sueño, que la cantidad de horas dormidas. Un buen sueño, es un sueño profundo.

Causas

Según expone el neurólogo, muchas causas son las que pueden provocar insomnio. Las enfermedades psiquiátricas, tales como los trastornos de ansiedad y depresión, enfermedades que ocurren durante el sueño (síndrome de apnea del sueño, síndrome de piernas inquietas y movimientos periódicos de las piernas); enfermedades crónicas (reumatismo, fibromialgia, asma, insuficiencia cardiaca, reflujo gastro-esofágico, ulcera gástrica); patrones de sueño irregular (horarios de trabajo rotativo y tomar siestas durante el día), medicamentos (estimulantes, antidepresivos, supresión de sedantes o hipnóticos) y realizar actividades intelectuales antes de dormir.

Pero, ¿el insomnio es un problema común?, ante esto Martínez expresa que más del 50 por ciento de la población mundial sufre de insomnio transitorio, y que un 10 por ciento sufre de insomnio crónico, señalando además que este trastorno aumenta en la medida que envejecemos y que las mujeres menopaúsicas son las que más sufren de insomnio. “Los insomnios transitorios duran unos pocos días y estos por lo general están ligados a situaciones estresantes, problemas en el trabajo, familiares o dificultades económicas. En cambio, el insomnio crónico es aquel que dura al menos 6 meses y es secundario a algún problema de salud como la artritis o el uso de ciertas sustancias o medicamentos”, explica el doctor.

Lo preocupante

Para el especialista, lo preocupante es que “las personas con insomnio por lo general no recurren al médico, sino que buscan cómo automedicarse recurriendo a las farmacias o preguntando a los amigos qué medicamento los puede hacer dormir. Sin embargo, esto lo único que hace es agravar el problema, por lo que lo más recomendable es asistir al médico para que este pueda evaluar las causas que les está produciendo el insomnio y así pueda prescribir la medicina adecuada”, manifiesta Martínez. En este caso, los psiquiatras son los especialistas más recomendados para tratar este problema, porque muchas veces las causas del insomnio son por problemas emocionales o causas orgánicas.

De no tratarse el insomnio cuando este aparece puede volverse crónico, afirma el médico, y dice que hay varias estrategias para tratarlo, los medicamentos son una de ellas, pero deben estar en manos de un especialista, pues asegura que el organismo rápidamente se adapta a ellos, técnicas de ejercicios como el yoga y cambio de hábitos saludables deben ser personalizados de acuerdo al problema de cada paciente.

“El sueño es imprescindible para nuestra vida, pues dormir bien nos asegura una buena salud. Existen alrededor de 90 trastornos del sueño, por lo que las personas que sufren insomnio no deberían automedicarse, no se debe pensar que con tomar pastillas ya se resolvió el problema; la ayuda profesional es vital”, concluye Martínez.