Adela Reyes
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hola mi gente Fitness. Esta semana estoy muy contenta porque ya encontré un gimnasio en donde me siento como en casa, después de mudarme visité varios lugares, pero aun no me sentía cómoda y creo que a muchos nos pasa.

Para tomar esta decisión influyen muchos factores como la ubicación del centro, las máquinas, el personal, el ambiente, la disponibilidad de meriendas, aseo y muchas opiniones que uno busca para poder entrenar sin límites.

Cuando los propósitos son perder peso y hacer más ejercicios, es inevitable la idea de inscribirse en un gimnasio para comenzar con rutinas de entrenamiento. Pero tu experiencia ha sido que después del primer mes abandonás el intento, pero quizá si te fijás bien en determinados detalles a la hora de elegir un centro de actividad física tendrás más probabilidades de triunfar en el intento.

Por eso mismo he creado varios tips para asesorarte en tu búsqueda. Al momento de escoger el gimnasio donde entrenarás debés considerar los siguientes detalles:

1 Ubicación
Definitivamente debe estar cerca de tu casa o de tu trabajo, para que te ahorrés tiempo y dinero, así no habrá excusa, que por la distancia no vas acudir.

2 Horarios
El horario del establecimiento debe favorecerte y dejarte como opción una hora en donde tengás el tiempo disponible para tu entrenamiento. Lo mejor es que esté abierto desde la mañana temprano hasta por la noche y sin cerrar al mediodía, de esa forma, siempre podrás elegir el horario que más te convenga.

3 Referencias
Preguntá a los amigos y familiares sobre los beneficios, desventajas del gimnasio donde ellos asisten, esto te servirá para determinar este aspecto, no te dejés guiar solamente por las maravillas que da la publicidad del centro, nunca dirán nada malo. Investigá bien el tipo de atención que reciben, los beneficios, eventos que realiza el centro.

4 El costo de la mensualidad
Precio y la calidad van de la mano, es bueno comparar los costos de las mensualidades y servicios de diferentes gimnasios antes de tomar una decisión. Centros con instalaciones amplias, pero con personal poco capacitado, distraído o lugares con personal de alta calidad donde no ofrece las condiciones para recibir un buen entrenamiento como el mal estado de las máquinas, hacer fila para esperar el turno de las mancuernas.

Equilibrar la calidad y precio debe ser indispensable tanto para el que ofrece el servicio, como para el que lo recibe. A nadie le gusta malgastar su dinero.

5 Servicios de valor añadido
Es útil comprobar si el gimnasio cuenta con servicios adicionales que nos faciliten las cosas, contar con un parqueo seguro, cafetería, guardería, baños limpios.

6 Personal capacitado y disponible

Las personas que están a cargo de dirigir las clases deberán contar con la correspondiente titulación oficial que les acredita para ejercer tal labor: licenciados en educación física, títulos válidos como entrenador deportivo.

Los entrenadores deberán estar disponibles en cada una de las salas donde se realizan actividades, son ellos los encargados de indicar a los usuarios cómo ejecutar una rutina o manejar correctamente un equipo, además en algunos casos deberían diseñar las rutinas de ejercicios adaptadas a las necesidades de cada cliente.

Al momento de la primera visita de información, debemos preguntar si los entrenadores nos guiarán cuando lo necesitemos o si solamente nos enseñarán a usar el gimnasio, si prepararán las rutinas y las cambiarán según los progresos o se requiere contratar un entrenador personalizado, ya que esto aumenta el costo de nuestro presupuesto.

Entrená con calidad.