Letzira Sevilla Bolaños
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los cuadros infecciosos difíciles de curar representan una realidad dolorosa no solo para el paciente, sino también para los familiares que siempre desean una pronta recuperación de sus seres queridos.

Para esos casos en los que los antibióticos tradicionales no son efectivos existe Moxiflow, un antibiótico de amplio espectro y de última generación que ataca cualquier tipo de infección sin importar el lugar donde esté localizada.

El doctor Ahmed Chávez, de laboratorios Panzyma, dijo que los procesos infecciosos complicados en los que el paciente ya lleva tiempo tratándose sin resultados positivos y que pueden llevar a serias complicaciones sobre todo en pacientes diabéticos, hipertensos o de la tercera edad, son los cuadros en los que Moxiflow marca la diferencia.

“Es común en los protocolos médicos la utilización de diversos antibióticos, pero cuando estos no resuelven se recurre a los de mayor potencia y en esa gama encontramos Moxiflow, en una presentación de un sobre con cinco tabletas, la dosis estándar”, señaló el doctor.

Una de las bondades de este medicamento es el fácil cumplimiento de la dosis, ya que solo se toma una pastilla por día. El tipo de la patología a tratar determina el tiempo de medicación, se puede utilizar contra todo microorganismo causante de infecciones bacterianas, incluso en organismos atípicos. Se puede usar en pacientes con insuficiencia renal y en pacientes ancianos sin necesidad de modificar la dosis.

Está indicado para mayores de 18 años en infecciones de vías respiratorias, muy útil en sinusitis bacteriana, otitis, bronquitis crónica, neumonía, infecciones de vías urinarias residivantes, porque tiene una penetración en las estructuras orgánicas que no tienen otros medicamentos. Es útil en la prostatitis, su eficacia radica en que una vez que se cumple la dosis el paciente no recae.

Es importante decir que tiene casi nula resistencia, por lo que tiene un inicio de acción más rápido, mucho lo usan los urólogos en infecciones de vías urinarias complicadas, en enfermedades inflamatorias pélvicas, también en abscesos intraabdominales , es muy bueno en infecciones de la piel y tejidos blandos incluyendo el pie diabético.

Además existe Moxiflow en colirio, útil en infecciones complicadas en los ojos.