•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchas personas se quejan porque sienten que sus pies son demasiado sensibles al tacto, sensaciones de ardor y quemazón son el calvario de quienes lo sufren.  Las causas de que una persona sienta ardor, además de hormigueo y entumecimiento en sus pies pueden ser múltiples, y las más frecuentes pueden deberse a deficiencia de vitamina B, enfermedad renal crónica, niveles bajos de tiroides, infecciones en los pies (hongos), alcoholismo crónico, intoxicación con metales pesados, neuropatías; principalmente en personas diabéticas, problemas en la piel, trastornos circulatorios, entre otros; según indica el especialista en ortopedia Juan Blandón. Suele afectar, por lo general a personas mayores de 50 años, aunque los más jóvenes también pueden estar expuestos.

De acuerdo con el galeno, cuando los síntomas son provocados por trastornos en los nervios de la zona, es porque se debe a una patología conocida como neuropatía, especialmente del tipo periférico que afecta a las fibras nerviosas de los pies, y en este caso, lo padecen aquellas personas que se están tratando el cáncer con quimioterapias. Es así, como los nervios dañados envían señales de dolor al cerebro a pesar de que no haya ninguna herida o lesión que muestre que el pie está lastimado, y esto es lo que provoca las molestas sensaciones, cuyos niveles pueden variar de leves a intensos, al extremo de que la persona puede sentirse incapacitada para caminar.

Dermatología

Ahora bien, el ortopedista señala que si se tratase de un problema en la piel, los síntomas podrían ser: enrojecimiento, generación de ampollas, erupciones y úlceras, cuyas afecciones pueden ser diagnosticadas por un dermatólogo.

Algunas personas pueden estar sufriendo de alergias, infecciones por hongos, dermatitis u otros problemas cutáneos.

En todo caso, se debe evaluar si dicha anomalía no está siendo provocada por sustancias químicas en el calzado utilizado o en otra prenda de vestir. También las várices o problemas de circulación venosa causan un calor excesivo en los pies, así como una sensación de quemazón.

Problemas circulatorios

“Cuando hay una producción en demasía de glóbulos rojos, como ocurre con la enfermedad policitemia vera, esto causa quemazón en los pies, debido a que la sangre se torna más espesa y cuyo síntoma se manifiesta por las noches con un intenso calor en los pies al dormir”, destaca el médico. Dentro de los problemas circulatorios es importante nombrar lo que se conoce como eritromelalgia, que es una vasodilatación de las arterias pequeñas de las manos y de los pies, que de igual forma causa ardor.

¿Qué hacer?

Si es una anomalía frecuente lo que impide que se lleve una vida normal, lo más indicado es visitar al médico para poder tratar esta sensación, para ello lo ideal es determinar las causas que son responsables, debido a que la mayoría de los casos puede ser un síntoma y no una enfermedad. Como consejos pertinentes, Blandón aconseja no pasar largos periodos de pie, bañarse con agua fría, usar medias o calcetines de algodón, utilizar calzados deportivos y llevar plantillas suaves.

Otras causas que generan ardor en los pies

Cambios hormonales

Como consecuencia del ciclo menstrual, tanto en los días previos, como en el mismo periodo cuando la mujer tiene la regla, se producen cambios en la temperatura corporal.

Problemas neurológicos

Afecciones en la columna vertebral, en los nervios o en la médula espinal, pueden derivar en sensación de ardor en los pies.

Sobrecarga en los pies

Después de una carrera, una larga caminata, llevar zapatos incómodos y otras situaciones, pueden ser causas para que se produzca ardor en los pies.

Estrés

Si nos sentimos irritados, tensos, nerviosos y estamos sometidos al estrés, aparece el calor en los pies.