•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tener un hijo con displasia broncopulmonar es una situación que implica mayor cuidado de parte de los padres. Esta condición se presenta en niños que nacen antes de tiempo e implica terapia con oxígeno para ayudarles a vivir.

El doctor Jorge Alemán Zapata, especialista en neumología, aclaró algunas dudas sobre este tema, entre ellas cómo es el desarrollo de un niño con esta patología.

¿Qué es la displasia broncopulmonar?

La displasia broncopulmonar es una enfermedad crónica, una de las de mayor prevalencia durante el periodo infantil y de la de mayor morbilidad en los prematuros. Se da por inmadurez pulmonar  y la necesidad de oxígeno por más de 28 días al momento de nacer. 

¿A quiénes afecta esta patología?

Esta enfermedad afecta en su mayoría a los niños que nacen prematuros (antes de las 37 semanas de gestación) y necesitaron ventilación mecánica o el uso de oxígeno prolongado por la inmadurez pulmonar. 

¿Se puede prevenir la displasia?

Es muy difícil predecir un pronóstico para un niño que nace antes de tiempo y las complicaciones son variadas. Es por eso que durante el embarazo hay que lograr que un niño nazca en su tiempo adecuado, comer saludablemente, tener hábitos de salud adecuados para tener un parto sano y sin complicaciones. 

Si en dado caso se presentan complicaciones o algunas enfermedades asociadas, es prudente utilizar los esteroides durante el embarazo los que deben ser indicados por el ginecólogo, para mejorar la  madurez pulmonar, esto ha venido a disminuir mucho las complicaciones y riesgos del uso de ventiladores mecánicos prolongados y oxígeno. 

También una atención neonatal oportuna disminuye el riesgo de complicaciones, con medidas de reanimación adecuadas, el uso de medicamentos adecuados, prevención de infecciones y en casos necesarios el uso de surfactante pulmonar. 

¿Cuánto tiempo necesita un niño para superar la displasia broncopulmonar?

Los bebés con displasia broncopulmonar mejoran lentamente con el tiempo. Es posible que algunos necesiten el uso de oxígeno durante algunos meses en su casa, por el daño pulmonar prolongado, esto puede hacer que presenten infecciones y afectaciones pulmonares durante su vida infantil haciendo que tengan que ingresar en múltiples ocasiones a unidades hospitalarias.  Es posible que algunos bebés con esta afección no puedan sobrevivir debido a las complicaciones que puedan padecer durante su corto periodo de vida. 

¿Es necesario una medicación de por vida?

Debido a que la displasia broncopulmonar mejora a medida que va creciendo el niño, los eventos y necesidades de medicamentos se van disminuyendo conforme el desarrollo del niño, sin embargo, hay asociación  de algunos niños que al realizar actividades físicas y asmáticos que deban necesitar medicamentos para mejorar la función pulmonar, prolongando el uso de medicamentos. 

Durante el embarazo la mujer debe procurar que el niño nazca en su tiempo, comer saluda-blemente, tener hábitos de salud adecuados”. Jorge Alemán Zapata, neumólogo.

¿Qué secuelas tienen los niños conforme van creciendo?

Es variable, según el grado de la displasia, a la mayoría de los niños hay que realizarles evaluaciones neurológicas debido a eventos de convulsiones y retardo del neurodesarrollo, hay que realizar evaluaciones oftalmológicas por el uso de oxígeno prolongado que puede dañar la retina del ojo y ocasionar ceguera, estos pacientes también pueden presentar alteraciones cardiológicas por lo cual hay que tener la valoración de un cardiólogo pediátrico, su desarrollo nutricional es alterado por las demandas de oxígeno, el cual ocasiona desnutrición, es por eso que debe ser valorado por un gastroenterólogo y nutriólogo. Y principalmente por el neumólogo considerando que estos pacientes pueden tener hiperreactividades bronquiales a algún alérgeno e infecciones pulmonares a repetición. 

¿Quedan funcionando al ciento por ciento los pulmones después de una displasia broncopulmonar?

Es difícil valorar la función pulmonar a niños con antecedentes de displasia broncopulmonar, ya que depende mucho de la prematurez que presentaron y el grado de afectación pulmonar de la displasia.

A pesar de que hay mejoría conforme va creciendo un niño, debemos considerar que a los 3 años hay limitación del flujo de aire que entra y sale de los pulmones, a los 5 años se pueden presentar síntomas en más de la mitad de los niños y en adolescencia existen estudios que demuestran que aún pueden persistir síntomas respiratorios exacerbados a infecciones o actividades físicas, esto a pesar de que la mayoría de los pacientes ya podían llevar sus actividades físicas cotidianas sin complicaciones. 

Nosotros debemos esperar que un niño con antecedentes de displasia con tratamiento adecuado pueda sobrellevar una vida estable al llegar a su vida adulta cumpliendo las recomendaciones y el tratamiento por el médico.