Paula Andrea Arce de Chamorro
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los primeros meses del embarazo pueden ser frustrantes y difíciles para algunas futuras mamás. Con el cambio hormonal que ocurre pueden aparecer ciertos síntomas que comúnmente se llaman achaques, pues no te hacen sentir bien.

Estos síntomas pueden ser: mareos, náuseas, salivación constante y molesta, vómitos matutinos, falta de energía, fatiga, estreñimiento, flatulencia, cansancio y mucho sueño. No todas las mujeres presentan estas molestias, como tampoco son de la misma intensidad ni en todos los embarazos. Muchas corren con la suerte de no tener nada y otras pueden no parar de vomitar. Cada embarazo es diferente.

Los achaques no son sicológicos, tienen una base hormonal y como cada organismo funciona diferente, los comportamientos pueden variar.

Lo importante es mantener una comunicación directa con el médico que está acompañando el proceso del embarazo para que se sigan sus orientaciones y buscar la mejoría y tranquilidad en este estado tan especial. Además confiar en que luego de las 12 a 16 semanas las cosas van a mejorar.

A continuación les comparto algunos consejos para que puedan sentirse un poco mejor:

1. Durante el inicio del embarazo busca cómo estar más tranquila y descansar lo suficiente, pelea por esas 8 horas de sueño que son tan necesarias y en esta época indispensables.

2 . Es importante levantarse de la cama habiendo comido algo liviano que sea una carga de azúcar, una fruta, un paquetito de galletas o de 4 a 6 onzas de algún jugo o batido frutal. Esto servirá como carga de energía que mejora los niveles de azúcar bajo y permite sentirse mejor.

3. Las comidas deben ser fraccionadas, cada dos o tres horas, de manera que el estómago no esté vacío y que no haya mucho ayuno, así las náuseas se pueden controlar mejor

4. Los alimentos como galletitas saladas, aceitunas, frutas ácidas como limón, mango o guayaba ayudan bastante a disminuir los malestares.

5. Los líquidos en general a algunas mujeres les incrementan los malestares, es por esto que se deben tomar en sorbos pequeños

6. Para acelerar el tránsito intestinal y facilitar la expulsión de desechos, es necesario incluir alimentos con mucha fibra, papaya, cereales integrales, entre otros.

7. La flatulencia se mejora con tés de menta o de anís y también evitando el melón, sandía, lechuga, repollo, brócoli, coliflor, pepino, yuca, moliendo los frijoles y a veces es necesario limitar el consumo de lácteos o usar leches sin lactosa.

8. Mantener actividad física autorizada por el médico, que esta sea suave, que relaje pero que mantenga los músculos fuertes y activos. La caminata es muy saludable al igual que la natación o ejercicios dirigidos a embarazadas.

Establece una buena comunicación con tu médico para que en caso necesario te ayude con alguna medicina. Disfruta del embarazo sin dejarte abrumar por los malestares, sigue estos consejos para sentirte mejor y llevar tu vida normal.