•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aún existe la tendencia de creer que todo alimento que icontenga grasa entre sus componentes debe ser suprimido completamente de la dieta, a fin de adelgazar o bajar los niveles de colesterol, este señalamiento es solo un mito, pues si bien se conoce que las grasas son poco saludables, lo cierto es que también existen otros tipos de grasas que perfectamente pueden contribuir al bienestar de nuestro organismo, asevera Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife. 

La clave, asegura la experta en nutrición, es saber elegir las grasas adecuadas. Resulta que las grasas se subdividen en grasas saturadas (poco saludables) y grasas insaturadas (saludables). Para comprender bien este tema, las grasas saturadas son aquellas que tienden a producir una elevación de los niveles de colesterol en la sangre, y son aquellas grasas que provienen de fuente animal, por ejemplo de alimentos como: la mantequilla, el queso crema, el paté, la crema y las tocinetas, además de incluir las partes grasosas de las carnes. Sobre esta misma línea, los lácteos (leche, queso, yogur) si se consumen en su versión regular, tienen grasa saturada, comenta Gutiérrez.

Otra grasa que es muy peligrosa es la que se utiliza para freír alimentos, indica la nutricionista, porque es una grasa que ha sido calentada a altas temperaturas y eso hace que sus enlaces se saturen. De igual forma, cuando comemos repostería o alimentos empacados, estos tienen bastante margarina, y eso es grasa saturada, la cual al combinarse con la harina, aporta muchos ácidos grasos omega 6, mismos que producen un aumento en los niveles de colesterol y triglicéridos. 

Grasas insaturadas

Ahora bien, las grasas insaturadas se consideran más saludables, ya que en estas la grasa se deriva principalmente de alimentos vegetales que pueden ayudar a mantener los niveles de colesterol en la sangre dentro de un rango normal. Gutiérrez refiere que las grasas insaturadas también tienen su propia división, pueden ser monoinsaturadas y poliinsaturadas. Las grasas monoinsaturadas las podés encontrar en las nueces, semillas, aceite de oliva y aguacate. Se consideran saludables para el corazón cuando se consumen en cantidad moderada.

Las grasas poliinsaturadas pueden clasificarse en grasas omega 3 o grasas omega 6. Aunque el cuerpo requiere ambos tipos, necesita equilibrio para promover la salud. “El problema que tenemos la mayoría de nosotros es que consumimos más grasa omega 6 (comidas fritas, bocadillos y panecillos dulces), y no suficiente omega 3, presente en pescado, salmón, semillas de linaza o nueces”, asegura Ana Cristina.

La profesional de la nutrición, aconseja consumir dentro de la porción de grasa recomendada en la dieta, entre 25 a 30 por ciento de las calorías diarias en forma de grasas sanas, las cuales deberían de derivarse de alimentos de fuente vegetal. Asimismo, indica que el cuerpo necesita dosis pequeñas de grasas saturadas, dosis moderadas de grasas poliinsaturadas y dosis adecuadas de grasas monoinsaturadas; a veces hay alimentos que tienen de los tres tipos, sin embargo, menciona que lo importante es tener un equilibrio en el consumo de estas y que las grasas saturadas sean lo mínimo posible

¿Qué más saber?

La especialista en el tema expresa que las grasas, además de aportar vitaminas liposolubles, son importantes para el transporte de sustancias y nos ayudan a producir el colesterol de tipo bueno, es decir el HDL Colesterol y agrega que los aceites vegetales, como el aceite de soya, canola, oliva, la mantequilla clarificada, el aceite de coco, son opciones sanas para cocinar nuestros alimentos, teniendo en cuenta que lo ideal es usarlos una vez y eliminarlos, para contribuir así a la conservación de nuestra salud cardiovascular.

Consideraciones

Los alimentos que contienen grasas saludables para el corazón incluyen nueces y semillas, aceite de olivera, aceitunas y
aguacate.

El pescado contiene ácidos grasos omega 3, saludables para el corazón.

Las almendras, los pistachos y las nueces se consideran frutos secos y tienen más grasa omega 3 que el maní.