•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un medio de transporte tan sencillo, accesible de adquirir y fácil de manejar como la bicicleta, aporta grandes beneficios en forma de ejercicio a nuestra salud cardiovascular que fortalece nuestro corazón. El ejercicio del pedaleo en número e intensidad, dice Moisés Gómez, entrenador personal de AM&K Fitness Masaya, involucra la eficiente participación de los músculos y las articulaciones.

De esta forma, el instructor indica que pedaleando al menos media hora se entrenan al máximo los cuádriceps y se tonifican y endurecen los glúteos. Agrega que montar en bicicleta hace que al mismo tiempo ejercitemos la parte superior (pecho, espalda y hombros) y la parte inferior del cuerpo (muslos, glúteos y pantorrillas). 
“La duración y la frecuencia de los trayectos se deben ajustar según la condición física, la edad y los resultados que se deseen conseguir. Solo 10 minutos de pedaleo ya repercuten en la musculatura, el riego sanguíneo y en las articulaciones”, sostiene el experto.

Importante

Uno de los consejos que brinda Gómez para recorrer una trayectoria agradable en bicicleta es posicionar correctamente la altura de la silla, la cual debe ser ajustada montándonos en la bicicleta y apoyando el talón en el pedal cuando se encuentre en la parte más baja, quedando la rodilla completamente estirada. Asimismo, hay que tener en cuenta la anchura y el acolchamiento de la montura o silla, siendo lo más recomendable una montura un poco blanda para trayectos cortos.

En el caso de las manos, para evitar patologías como adormecimientos, el entrenador expresa que los fisioterapeutas recomiendan mantener una musculatura sana del tronco para evitar que recaiga demasiado peso en las manos. Además, informan de que existen también guantes con geles densos y puños ergonómicos especiales en el caso de neuropatías por exceso de presión.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus