•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aprendió a inyectar a los 10 años de edad, cuando acompañaba a su mamá durante las jornadas de vacunación en su natal Chinandega. Desde entonces su vida ha girado alrededor del mundo de la medicina, profesión que estudió en la UNAN-León, donde al segundo año le sorprendió la muerte de su progenitora, quien era su principal apoyo, lo que la obligó a hacer un mayor esfuerzo y sacrificio para terminar su carrera. Esta meta la alcanzó junto a sus  dos hermanos, quienes se graduaron, uno de emergenciólogo y la otra de farmacéutica, haciendo caso omiso a los escépticos que no creyeron que lograrían  coronar una carrera.

Karla Ulloa Díaz tiene 22 años de ser médica general y 12 de trabajar en el hospital Bautista como dermatóloga, especialidad  que cursó en el Centro Nacional de Dermatología de Nicaragua, en Managua.

Aunque le apasiona la dermatología, confiesa que estuvo en una disyuntiva cuando le tocó elegir la especialidad, pues tenía que escoger entre siquiatría y dermatología.

“La siquiatría siempre me gustó porque pienso que el estudio de la mente humana es increíble, bien amplio y la dermatología es bien linda y de hecho no me equivoqué, porque cuando damos consulta de alguna manera hacemos de sicólogo del paciente, porque conversamos con él y a veces un alto porcentaje de las dolencias es porque el paciente tiene necesidad de ser escuchado, sentir que tenga en el médico un amigo, alguien que le comprenda su enfermedad”, señala.

Usted aprendió a inyectar a los 10 años de edad, ¿la gente le tenía confianza siendo una niña?

Sí confiaban, incluso hasta las personas  que trabajaban en el puesto de vacunas,  porque me dejaban hacerlo y lo hacía muy bien, mi mamá siempre estaba a mi lado y había gente que me estaba supervisando, eso lo hice en todas las jornadas de vacunación en el campo a las que fui con mi mamá.

Ahora que es especialista, ¿qué tipo de atención le demanda la población?

Atiendo las enfermedades de la piel más comunes, obviamente el acné, que es una de las enfermedades más frecuentes que atiende el dermatólogo, sobre todo en los adolescentes y de allí todas las que siguen: manchas, alergias, urticarias, hongos, caídas del cabello, psoriasis, vitíligo y en ocasiones algunos procedimientos cosméticos que el paciente solicita.

¿Hay algún tipo de dieta especial para proteger la piel?

Lo importante es llevar una vida saludable, una alimentación con abundantes frutas y verduras,  la alimentación debe ser muy colorida, cuando tengamos el plato en la mesa, miremos todos los colores, tomar agua bastante, no fumar, evitar el consumo de cigarrillos porque el cigarro envejece, tratar de no trasnochar, no consumir licor porque eso maltrata la piel, la envejece, evitar la excesiva exposición al sol. También evitar la comida chatarra, sobre todo en los niños que son los que más consumen este tipo de productos.

¿Cuáles son las enfermedades que puede causar el sol y cómo evitarlas?

La principal enfermedad que causa el sol es el cáncer de piel, que es contra lo que los dermatólogos luchamos de manera constante,  hay diferentes tipos de cáncer de piel que a veces no se le pone mucha atención a eso y hay otras enfermedades fotodermatológicas que son provocadas por el sol, como el lupus cutáneo y otras.  El protector solar lo debemos aplicar todos los días, tres veces al día, ahorita que estamos en la época de invierno,  aunque esté nublado, hay unos rayos ultravioletas que atraviesan las nubes, entonces aunque esté nublado y esté brisando, siempre debemos usar protector solar, incluso aun cuando las personas trabajen bajo techo de 8 a 5 se debeusar protector solar.

¿Con qué frecuencia se deben usar los exfoliantes?

Estos se deben usar sobre todo en aquellas pieles que son muy oleosas, con  tendencia a tener mucha grasa, muchos puntitos negros. Los exfoliantes se deben utilizar una o dos veces por semana, no abusar utilizándolos a diario porque podemos causar cierta irritación en la piel.

¿Cuál es el mejor hidratante para la piel?

El mejor hidratante es el agua, hay que tomar suficiente agua, pero obviamente hay momentos en que la piel necesita una hidratación externa y eso va de acuerdo al tipo de piel, ya después de los 25 años, todas las personas deben utilizar algún tipo de hidratante, después de haber hecho su respectiva higiene en el rostro.

¿En qué caso es recomendable la cita con el dermatólogo?

Cuando notemos alguna anormalidad en la superficie de la piel que nosotros no teníamos,  puede tratarse de una mancha oscura, una mancha blanca, una roncha, un grano, un lunar que teníamos y que sufrió algún tipo de cambio de coloración, se volvió partes negras, se tornó de forma irregular, de superficie áspera, nos sangra, nos pica  o tiene algún tipo de caida del pelo que no sabemos cuál es su causa, debemos acudir al dermatólogo, porque eso puede ser signo de algunas enfermedades sistémicas que tenemos dentro del cuerpo.

¿Qué cosa no soporta de las personas?

La mentira, porque yo en lo personal soy muy honesta, soy franca y sincera, digo las cosas de manera directa, así sea que a las demás personas les moleste, la mentira es algo que yo no tolero.

¿Cuál es su mayor motivación en la vida?

Dios y mi familia, siempre he pensado que yo vine a este mudo a servir, yo no vine a este mundo a hacer dinero, porque siempre he dicho que el dinero va y viene.

¿Cuál es su mayor miedo?

Mi mayor temor sería perder a mi familia, no contar con mi familia.

¿Qué satisfacciones le ha dado esta profesión?

Mi satisfacción personal es cuando viene un paciente a la consulta o reconsulta, le pregunto ¿cómo estás? Y el paciente pone una gran sonrisa en la cara y dice contento: “¡bien doctora, gracias!” Es algo que me llena mucho.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus