•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hola, mi gente fitness!

Es normal que con tanta información, alguna verdadera y otra falsa, estemos confundidos, veremos los mitos y verdades que normalmente nos dicen o se nos vienen a la mente cuando estamos iniciando nuestro cambio a un estilo de vida saludable.

1La grasa se convierte en músculo

Muchas personas que comienzan a entrenar tienen la certeza de que su grasa corporal se convertirá en músculo a medida que vayan realizando ejercicio; nada más falso. Es imposible que esto suceda partiendo de la base de que son dos tejidos completamente distintos. Cuando queremos ganar masa muscular realizamos un entrenamiento específico que nos lleva a la hipertrofia y esto lo conseguimos gracias a las proteínas y no a la grasa. El músculo se crea mediante una rutina de ejercicio y un plan de alimentación específico.

2Si el entrenamiento no duele, no funciona 

El dolor no es bueno. Cuando se trabaja el músculo debemos tener una sensación de fatiga, pero nunca debe causar dolor. Es mejor verificar que estemos realizando bien el ejercicio y que el peso esté adecuado a nuestro nivel.

3Cardio en ayunas

Te hace quemar o perder grasa pero es malo para tu salud. Intentar reducir los niveles de grasa corporal optando por hacer cardio en ayunas no es la mejor opción para ayudarte adelgazar o bajar de peso. Aun cuando podás eliminar algo de grasa acumulada en tu tejido adiposo y visceral, realizar ejercicio en ayunas aun cuando sea moderado puede resultar bastante malo o perjudicial para tu salud.

4Dejar de cenar para bajar de peso

Es muy común pensar que eliminando la cena, nos puede ayudar a bajar de peso, pero hacer esto a mediano plazo genera el efecto contrario. Esta es la opción preferida por muchas personas cuando desean bajar de peso rápidamente. Sin embargo, lo que produce es precisamente el efecto contrario y terminás aumentando de peso y con mayor dificultad para bajar en el futuro.

Cuando dejás de cenar, tu cuerpo habrá perdido masa muscular y eso produce que quemás menos calorías en reposo, haciendo tu metabolismo lento.

5Consumir altas cantidades de proteína incrementa el músculo

Sí, pero no. Las proteínas son fundamentales para el proceso de construcción muscular, llamado síntesis proteica, pero no necesitás cantidades excesivas para esto. El exceso de proteínas se descompone en aminoácidos y nitrógeno, los cuales desechás o los convertís en carbohidratos y los almacenás. Es más importante el momento en que consumís las proteínas y que lo hagás con la cantidad adecuada de carbohidratos. 

6 Sudando quemaré la grasa

¿Alguna vez te metiste en un traje plástico o te amarraste la barriga con una faja para reducir tallas “sudando la grasa”? Falso.

El sudor es producido generalmente como un medio de refrigeración corporal conocido como transpiración, cuando estás sudando de una parte de tu cuerpo no quiere decir que estés quemando la grasa de esa zona específica, sino solamente indica que has alcanzado un punto de calor en el organismo apto para realizar una actividad física.

La composición del sudor es básicamente agua y sales minerales. Las toxinas de nuestro organismo se eliminan mayormente por el hígado y los riñones. 

Los ejercicios que aumentan la masa muscular impulsan los procesos del cuerpo para quemar más calorías y por lo tanto más grasa. Si querés eliminar la grasa del vientre tendrás que seguir un entrenamiento para desarrollar la masa muscular y plan de alimentación específico para cumplir con tu objetivo.