• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Hace aproximadamente un mes, Cecilia acudió angustiada donde una dermatóloga, tiene 25 años y desde hace un par de meses ha notado que la zona de sus axilas, ingles y codo se han ido oscureciendo.

Al llegar a la consulta la doctora la interrogó sobre su genética, metabolismo y si en algún momento de su vida había tenido algún problema de salud relacionado con la obesidad. Para Cecilia el tema del metabolismo y el peso, era irrelevante.

Guardiana de la salud de la piel

Cada día son más las mujeres y hombres que acuden al dermatólogo afligidos por las manchas oscuras en la piel, la vergüenza por lo estético no es nada cuando la acantosis nigricans –nombre de la enfermedad- se presenta como una señal de aviso de enfermedades más graves.

Sobre la acantosis nigricans

Es un trastorno de la pigmentación de la piel bastante común que según la doctora Tania Teller, dermatóloga de la clínica Modermis, cursa con parches cada vez más engrosados y oscuros o manchas alrededor de algunas articulaciones y en áreas del cuerpo con pliegues y arrugas (como los nudillos, las axilas, los codos, las rodillas y la parte posterior del cuello).

¿Por qué aparece?

Existen diversas causas pero principalmente se presenta en personas con trastornos metabólicos, personas que tengan problemas tiroideos u obesidad. También comparte cierta parte de la genética, el consumo de algunos fármacos, pero también tiene mucho que ver las áreas de fricción. Siempre es importante tomarles la glicemia a los pacientes, porque también la diabetes influye.

¿Cómo proteger tu piel ante los factores ambientales?

A veces es simplemente una alteración metabólica, por ejemplo, los pacientes que se hacen llamar “curtiditos” tienen problemas de acné, aumento de peso o de talla baja, todos esos pacientes son propensos a curtirse.

Cuándo la condición es por genética, ¿cómo evitamos que estas manchas se extiendan o se oscurezcan más?

Los nicaragüenses cometen muchos errores que agravan esta condición, primero usan limón con bicarbonato para descurtirse -el limón mancha más-, dos: usan paste y si es de palo mejor porque se tiene que quitar lo curtido, las personas no se dan cuenta que el efecto friccional que hacen sobre la zona tiende a inflamar y obviamente oscurecerla más en vez de aclararla. Y tercero: usan un sinnúmero de cremas aclarantes que venden en el mercado que a veces no son tan recomendadas porque son a base de hidroquinona y este producto a largo plazo tiende a acumularse en unos depósitos a nivel de nuestra piel y obviamente puede mantener permanente este oscurecimiento.

¿Cuáles podrían ser algunos tratamientos?

Para tratarlo primero hay que descartar cualquier causa de base metabólica que el paciente pueda presentar. Lamentablemente si ya el paciente está con las manchas hay unos aclarantes como ácido retinoico que puede usar pero no se debe aplicar de manera permanente. El problema es que hay despigmentantes de manera natural como el ácido kojico, fitico, mandélico que nos ayudan a aclarar y no tienen todas las complicaciones que tiene el uso de la hidroquinona, aclara mucho pero hay que buscar la causa básica. Este problema pueden presentarlo niños y adultos.

Hay peeling químico dependiendo de la zona del paciente para aclarar como el ácido retinoico que es una de las sustancias aclarantes. Son varias sesiones pero hay que aclararle al paciente que ayuda a atenuar el oscurecimiento pero no es que la piel va a volver a su color natural, no pasa eso. Esa confusión de los pacientes los frustra un poco porque están con la idea de que se les va quitar la mancha. Muchas veces depende de la gravedad del pigmento, la piel puede mejorar en 2 o 3 sesiones.

Recomendaciones

Además de los tratamientos que alguna clínica estética pueda ofrecerte es básico el mantenimiento en casa con cremas recomendadas por un dermatólogo.

Hacer actividad física, evitar o regular el consumo de los alimentos y bebidas azucaradas, frituras, harinas y pastas es ideal para mejorar esta condición, pues la modificación de la dieta y hábitos de vida son de los tratamientos más eficaces contra la acantosis nigricans. La evidencia científica muestra que el solo hecho de perder peso de 3 a 6 kg, es suficiente para que la piel y nuestro cuerpo empiecen a mejorar.