Paula Andrea Arce de Chamorro
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las “llantitas” y grasa abdominal es una de las mayores quejas de las personas que llegan a mi consulta. En los hombres esta distribución es bastante usual y en las mujeres luego de los cambios hormonales propios de la menopausia también. Sin embargo, vemos que cuando hay algunas alteraciones metabólicas esta acumulación se hace más grande.

La grasa a nivel abdominal es de cuidado, pues no solo está en la parte externa del cuerpo sino que se encuentra tapizando los órganos a nivel interno y tiene la propiedad de generar sustancias que incrementan la presión arterial, aumentan el colesterol, triglicéridos y niveles de glucosa o azúcar en sangre.

Cuando queremos disminuir esta grasita abdominal se debe tomar la DECISIÓN de hacer cambios en la forma de comer y buscar una manera más saludable y balanceada de escoger y combinar los alimentos.

De forma general el exceso de dulces y azúcares, harinas refinadas, panes, reposterías, cereales bajos en fibra, frescos, bebidas dulces y frituras tienden a acumularse de forma anormal alrededor de la cintura. Por otro lado hay alimentos que son muy útiles para disminuir este tipo de depósito:

1. VEGETALES VERDES:

Ya sabemos que los vegetales y las ensaladas deben estar en cada una de nuestras comidas, incluso sería buenísimo incluirlos con los huevos del desayuno o acompañando el gallopinto (rodajas de tomate y pepino). La variedad de colores en estos vegetales es muy saludable, sin embargo, hablando de “barriguitas”, los verdes tienen un efecto especial por su aporte de antioxidantes y vitamina C, entre ellos los ideales son el brócoli, espinaca, acelga, kale y frijoles verdes. Lo ideal: 1 taza al día.

2. FRUTOS ROJOS:

Las moras, fresas, blueberries no son las más frecuentes en nuestro país sin embargo algunas se consiguen congeladas o en extractos. Estas frutas aportan potentes antioxidantes que ayudan a evitar la acumulación de grasa abdominal y aparte son bajas en calorías.

3. CARBOHIDRATOS COMPLEJOS:

Los panes integrales , la avena, la quinoa, el arroz integral son harinas que se metabolizan con facilidad y por tanto se queman más fácil sin acumularse en el abdomen. Los granos como el frijol, la lenteja, el garbanzo son muy nutritivos y difícilmente se acumulan como grasa. Escoger los mejores carbohidratos como fuente de energía es lo ideal, pero también comer la cantidad adecuada es necesario.

4. AGUACATE, ACEITE DE OLIVA Y GRASAS SANAS:

Las grasas saludables aparte de ser benéficas para el sistema cardiovascular se queman más fácil. Así que priorizar su uso es lo ideal.

5. PROTEINAS MAGRAS:

Los huevos, lácteos desgrasados, carnes blancas como pollo o pescado, carne roja sin pellejos ni grasas son buenas opciones para tener buen aporte de aminoácidos, fortalecer la masa muscular, acelerar el metabolismo y evitar el depósito de grasa abdominal.

La disminución de grasa abdominal será más rápida si se hace una actividad física combinada, de tipo cardiovascular y además de tonificación de masa muscular.