•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se estima que hay alrededor de 40 serotipos del virus del papiloma humano (VPH), el cual es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en el mundo. Se maneja que mínimo 50% de las personas activas lo padecieron al menos una vez en su vida; aunque hay casos en que el virus desaparece por sí solo antes de desencadenar otros problemas de salud, algunos se caracterizan por ser de bajo riesgo cuando en un principio se manifiestan por medio de verrugas y de alto riesgo, cuando no se le ha prestado la debida atención al problema, y este  evoluciona en cáncer. Pero, ¿qué pasa si una mujer está embarazada y tiene el virus del papiloma humano? La ginecobstetra Scarleth Solís Cooper nos guía respecto al tema.

Para la especialista, lo más importante sobre este virus radica en la parte de la prevención mediante la responsabilidad al momento de la relación sexual, dado que el virus penetra en el cuello uterino y ocasiona cambios en las células de esa zona. De ahí la importancia de cuidarse y de que la mujer cumpla con realizarse sus chequeos (papanicolaou, citología líquida o pruebas de ADN para VPH), con el ginecólogo. 

Menores de 30 años son las más afectadas por VPH agresivos

¿Cómo puede identificar la mujer que tiene VPH?

La lesión más característica es la detección de condilomas, que son las verrugas genitales que parecen pequeños coliflores de 2-5 mm de diámetro presentes en los genitales y alrededor del ano.  Aunque no molestan mucho producen irritación y sangrado con el roce de la ropa, y estéticamente son bastante desagradables para la paciente y su pareja.

¿Qué pasa si la mujer tiene VPH y queda embarazada?

En el caso de las mujeres embarazadas, la transmisión del virus de la madre al bebé en la gestación es poco frecuente, pero debe llevarse a cabo un control antes de dar a luz para evitar el contagio durante el parto.

¿Existe alguna complicación que pueda tener el bebé al momento del parto?

El caso más grave de VPH en recién nacidos es la denominada papilomatosis respiratoria, que se produce cuando el bebé al nacer se contagia en la garganta y desarrolla verrugas en la zona. Es muy poco frecuente, pero en el caso de darse, puede requerir cirugía para evitar que se taponen las vías respiratorias. También la presencia del VPH en el canal del parto (cuello uterino, vagina y genitales externos) podría generar una infección laríngea (condilomatosis laríngea) en el recién nacido que, aun cuando severa, es bastante rara.

¿Qué consejo brinda a las mujeres que tienen VPH y desean convertirse en algún momento en madres?

Las mujeres que busquen el embarazo y tengan antecedentes de VPH deben consultar con su ginecólogo para que realice un estudio de las células de la zona genital. En el caso de padecer la enfermedad, no se aconseja someterse a ningún tratamiento para evitar que desemboque en un parto prematuro, ya que el riesgo de transmisión de la infección es bajo. Algunas mujeres han recurrido a cesáreas si la presencia de verrugas genitales dificulta el parto.

Para la mujer que tiene VPH, ¿se recomienda parto o cesárea?

El VPH, aun los serotipos oncogénicos, no es contraindicación para el parto vaginal. Aunque el bebé está expuesto al virus durante su paso por el canal del parto, el riesgo de infección es bajo, y los obstetras no consideran que sea necesario practicar cesárea. Además se cree que el recién nacido tiene anticuerpos que le protegen del virus y eso explicaría la baja tasa de complicaciones neonatales por VPH.

¿Hay alguna excepción para que la mujer pueda dar a luz de forma natural?

Si las lesiones condilomatosas son muy extensas para el momento del parto, preferimos practicar una cesárea ante el temor de que haya sangrado genital por disrupción del tejido enfermo y lógicamente para evitar el paso del bebé por una región con alta carga viral.

¿Cómo se trata o controla el VPH durante el embarazo?

No hay medicamentos para eliminar el virus. Si tienes verrugas, tu médico podría optar por no tratarlas durante el embarazo, porque suelen mejorar por sí solas e incluso desaparecer por completo después del nacimiento del bebé. Hay varios tipos de tratamientos que se pueden usar para extirpar sin riesgos las verrugas durante el embarazo. Si el médico decide que es necesario remover las verrugas, podría quemarlas con un ácido especial, congelarlas con nitrógeno líquido o extraerlas con láser, cauterización eléctrica o quirúrgica. 

¿Cómo debe ser el manejo del VPH después del nacimiento?

Después del nacimiento se espera que los cambios propios del embarazo y posparto tengan efectos para poder reevaluar a la paciente. Esto se hace entre 6 y 12 semanas después del nacimiento del bebé. Se toma la citología, se practica una colposcopia y se toma una biopsia de tejido si es necesario.