•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sudar y quemar calorías es una de las principales preocupaciones que experimentan quienes entrenan a diario, pero la verdad es que estar en forma o tener una buena condición física va mucho más allá de las calorías perdidas o de sudar bastante. Samara Sánchez es una joven que lleva tres años perseverando en su disciplina de entrenamiento en uno de los gimnasios de Masaya, asegura que hoy se encuentra en su mejor momento, al haber confirmado que “cuando se comienza a adquirir condición física, la persona no solo se siente más fuerte y más rápida, sino con mucha energía, lo que le permite hacer todas sus actividades sin mayores esfuerzos”, manifiesta. 

Pero ¿qué significa tener más condición física?, el entrenador personal Moisés Gómez de AM&K Fitness Masaya, refiere que esto significa que la persona que entrena gana mayor condición física, puede hacer muchas más actividades y a un impacto mayor, sin sentirse cansada desde el inicio o al finalizar la actividad. Claro está, indica el entrenador, que la condición física se potencia con algunos ejercicios, la constancia del entrenamiento de cinco días en la semana, una alimentación sana y buen estado de salud. 

Por su parte Mayra Núñez, nutrióloga clínica, expresa que el ejercicio regular actúa sobre el metabolismo provocando cambios químicos en la sangre. La actividad metabólica en el cuerpo resulta en la producción de metabolitos para quemar grasa, por ejemplo; “después de una actividad física de 10 minutos de duración se producen cambios en más de 20 moléculas que intervienen en el metabolismo de las grasas, azúcares y aminoácidos; y en la adquisición de una mayor condición física, lo que sucede a nivel interno del cuerpo, también ayuda en el proceso, dice.

Para aumentarla

La condición física, como la mayor parte de los ejercicios o de las actividades deportivas, se consigue con mucha constancia, insiste Gómez y lo confirma Sánchez. “La constancia es la única de las cualidades que le permitirá al interesado ir paso a paso para lograr sus objetivos”, asevera el entrenador. Para alcanzar esta meta, la nutricionista expone que en realidad cualquier actividad ayuda, pero que hay algunas que incrementan la capacidad pulmonar, es decir, que permiten una mayor oxigenación al cuerpo y hacen que los pulmones capten mucho más oxígeno y se pueda respirar de mejor forma, además el corazón bombea la sangre mucho más rápido y con un mayor riego sanguíneo efectivo.

¿Te da flojera ir al gym?

Actividades como correr, nadar o realizar ejercicios HIIT (entrenamiento de moderada y alta intensidad a intervalos), pueden ser la clave para aumentar la condición física, y dentro de estas actividades se pueden encontrar niveles adecuados para nuestras necesidades, y de esta forma ir subiendo la intensidad poco a poco. Para comprender mejor el tema, no es necesario ser el más veloz para tener más condición física, ni hacer 50 burpees (lagartijas y saltos) en un minuto, sino que es la forma en cómo recuperás tu cuerpo y cómo se recupera después de la actividad intensa, la que va determinando el avance.

El entrenador determina que con cada actividad que hagamos, estaremos quemando calorías, y que incluso, una caminata de 30 minutos es efectiva para quemar esas calorías y elevar con ello nuestra capacidad pulmonar y cardíaca.

4 Tips para mejorar tu condición física

Flexibilidad 

Para ser más flexible debés ser constante en tu entrenamiento, ya que esta se adquiere con el paso del tiempo. La flexibilidad alivia contracturas musculares y mejora tu fuerza

Disciplinas nuevas

Para incorporar nuevos movimientos a tu rutina, complementá con ejercicios como el tai-chi o yoga, de esta forma trabajás tus músculos desde otras condiciones.

Modificar intensidad

Después de tres semanas de entrenamiento intenso, relajate y bajá 40% la intensidad de tu rutina, a la siguiente semana regresá a la intensidad habitual. 

Hacer circuitos

Cuando realicés actividad aeróbica, trabajá por intervalos, este tipo de entrenamiento es mucho más intenso e incrementa el consumo máximo de oxígeno.