•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Uno de los errores más frecuentes es catalogar la comida por la cantidad y no por la calidad. Recordemos que la calidad de los nutrientes que ingerimos es fundamental para asegurar una buena salud. Es por eso que verificar el tipo de comida que ingerimos asegura que los nutrientes realmente sirvan para un adecuado funcionamiento de nuestro cuerpo. Sin embargo, es necesario recordar que necesitamos tener un peso adecuado y para esto, aparte de vigilar la calidad de nutrientes, es importante conocer las calorías que ingerimos. 

Toda la comida que consumimos aporta calorías y lo ideal es que estas provengan de alimentos de alta calidad nutricional. No es lo mismo ingerir 200 calorías en 2 cucharaditas de manteca de cerdo, que es grasa saturada que se acumula a nivel arterial y predispone al infarto del corazón, a ingerir la misma cantidad de calorías en almendras que contienen grasas protectoras del sistema cardiovascular, proteínas y vitaminas de gran beneficio para nuestro organismo.

Con frecuencia veo que en los restaurantes ofrecen comida abundante de baja calidad nutricional y a bajo costo, muchas personas prefieren esta opción olvidando que cada partícula que ingieren pasará a formar parte de su cuerpo (como grasa posiblemente). Por otro lado, es común que por una cantidad extra de dinero ofrezcan darte toda la cantidad de gaseosas que querrás y un mayor volumen de papitas fritas. Muchos caen en la tentación y creo que desconocen que esta estrategia es bastante agresora y peligrosa para nuestro organismo. 

Quiero compartirte algunas razones para NO AGRANDAR EL COMBO Y NO ACEPTAR EL REFILL:

1El refill de bebidas dulces incrementa la ingesta de azúcar refinada. Recordemos que un vaso de 8 onzas de gaseosa tiene de 8 a 10 cucharaditas de azúcar y un adulto promedio requiere de 10 a 15 cucharaditas de azúcar para estar sano. Si tomamos y tomamos gaseosa sin control, la ingesta de cucharaditas de azúcar va a  ser exagerada y esto aumentará peso, incrementará niveles de azúcar y triglicéridos en sangre, además de favorecer la acumulación de grasa a nivel hepático.

2Agrandar el combo no solo incrementa la cantidad de bebida azucarada que consumís, sino que aumenta el volumen de las papas fritas, que de por sí una porción pequeña de estas aporta alrededor de 210 calorías, y las medianas se disparan a 350 calorías (todas las calorías cuentan) y siempre entre menos calorías es mejor.

3Nuestro cuerpo requiere grasa sana mas no grasa comercial, reciclada y de baja calidad.

Con esto lo que observamos es que “hacer refill y agrandar el combo” pueden ser opciones atractivas para comer más, desquitar el dinero, sentirse más lleno; aunque son opciones que incrementan el aporte de calorías vacías poco saludables para nuestro organismo que pueden ocasionar el deterioro de nuestra salud.

Buscá cómo escoger comida sana, de alta calidad nutricional y controlá las cantidades para educarte y facilitar al cerebro a sentirse satisfecho, siempre priorizando los alimentos más nutritivos.