•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para Mario Mendoza, el sentimiento de ayudar a los demás y afrontar los retos lo llevó a estudiar una de las carreras que requieren vocación y mucho esfuerzo: Medicina.

“Algunos dicen que también se requiere inteligencia pero realmente no es tanto la inteligencia, sino que requiere ir de la mano con la aplicación, porque uno puede ser inteligente pero si no es aplicado no le va bien en la carrera, ese punto más el deseo de ayudar a las personas es lo que me motivó a estudiar Medicina”, asegura.

Estudió Medicina General en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua en la ciudad de León, donde nació y vivió su infancia y adolescencia. Después viajó a Managua, donde aplicó para Cirugía General en el hospital Roberto Calderón y hace tres años viajó al Distrito Federal, México, donde cursó paralelamente, un posgrado en Cirugía Oncológica y un curso de Laparoscopía, regresando a Nicaragua en marzo de 2017. En la actualidad, el doctor Mendoza labora en el hospital Monte España, donde da consultas y atiende todo tipo de enfermedades, especialmente  cirugías de cáncer.

¿Cuál es el perfil de su labor en este hospital?

El papel mío es cumplir la parte quirúrgica en el manejo del cáncer, pero el cáncer como tal no es el manejo de una sola persona, requiere el manejo de múltiples especialistas para poder llevar un buen resultado en el paciente y brindarle la mejor oportunidad en cuanto a la enfermedad que le aqueja en el momento.

¿Qué tipo de cáncer atiende usted?

En el caso de la cirugía oncológica se atiende cáncer de cabeza y cuello, también  tenemos bastantes pacientes con cáncer de tiroides, pero también casos de cáncer de la cavidad oral, que se ha manejado en conjunto con servicios de maxilofacial, cáncer de mamas, cáncer del tracto intestinal, cáncer de vías biliares, de colon y cáncer en tejidos blandos, entre otros.

¿De todos los tipos de cáncer, cuál es el más difícil de tratar?

Todos se vuelven complejos en la medida que avanza la enfermedad, una paciente que tiene cáncer de mamas ya fuera de la mama, que se ha extendido a otra parte del cuerpo ya es un caso difícil de tratar en el sentido de que ya no solo  se limita a un manejo quirúrgico, ya requiere intervenciones de otros  especialistas de forma más enérgica.

¿Cuáles son los tratamientos más avanzados para atender estos tipos de cáncer? 

En Nicaragua contamos con especialistas bien capacitados, con mucha información médica actualizada sobre lo nuevo en tecnología quirúrgica que está saliendo al mercado, en el caso de cáncer de mamas, actualmente hay muchas técnicas que permiten mantener la mama en la paciente, hacer una reconstrucción inmediata durante el mismo procedimiento quirúrgico. O sea, a la paciente se le puede quitar el tumor y se le puede hacer una reconstrucción mamaria en el mismo acto quirúrgico, mantener la estética en la paciente y mantener el seno en la misma.

¿Existe una tasa de sobrevivencia de cáncer de mamas?

El cáncer de seno, si se diagnostica tempranamente, prácticamente estamos  hablando de más del 95 por ciento de pacientes con estadio inicial, pueden controlar su enfermedad, sin embargo, a medida que avanza, el porcentaje se reduce drásticamente hasta llegar a valores muy por  debajo del 20 por ciento, cuando la enfermedad está en estadios muy avanzados. En el caso de cáncer gastrointestinal, hablamos de estómago o colon, se realiza la cirugía laparoscópica avanzada.

¿En qué caso se utiliza la laparoscopía?

Principalmente se tiene mejores resultados en aquellos pacientes que tienen estadios clínicos tempranos, porque  permite hacer una cirugía menos agresiva en el paciente, en el sentido de que ofrece los mismos beneficios de la laparoscopía, por ejemplo, un paciente que se opera de la vesícula, sufre menos trauma de su pared abdominal, el paciente al día siguiente tiene una recuperación satisfactoria, hay menos manipulación  de sus tejidos.

¿Qué es lo que cubre el INSS a un paciente que  padece  algún tipo de cáncer?

Entiendo que como asegurado del INSS uno puede abocarse al programa oncológico del seguro y este orienta al paciente, mira la oferta que tienen los centros de Nicaragua  y el manejo oncológico del paciente, el seguro como tal facilita al paciente todo lo que tiene que ver con el cáncer, le da su tratamiento, su manejo y seguimiento, el paciente tiene que hacer sus trámites como asegurado y hacer su ingreso a los programas oncológicos.

¿Si no hubiese existido la carrera de Medicina, que otra hubiera estudiado?

En algún momento me pasó por la mente estudiar ingeniería, pero esa idea se diluyó no sé cuándo y me enfoqué en estudiar Medicina, se me presentaron las condiciones y el esfuerzo propio contribuyó a que me encaminara a estudiar Medicina.