•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Se ha considerado que una persona padece de obesidad como resultado de la falta de autodisciplina, porque existe la creencia que la dieta y el ejercicio son todo lo que se necesita para bajar de peso.

Sin embargo, no es así de simple. Los genes de una persona, la nutrición de la madre durante la gestación, la alimentación en la infancia, trastornos metabólicos, entre otros, también han demostrado ser factores que causan obesidad en muchas personas. La situación sociocultural es un factor muy determinante, tomando en consideración que la comida chatarra es la más accesible y poco saludable.

La Sociedad Estadounidense de Cirugía Bariátrica y Metabólica (American Society for Metabolic and Bariatric Surgery) define “obesidad” como una enfermedad en la cual se ha acumulado grasa hasta el punto en que se afecta la salud. Se mide comúnmente mediante el índice de masa corporal (IMC), el cual calcula la relación de peso con la estatura. 

Un adulto con IMC de 30 o más es considerado obeso. Todo paciente con obesidad tiene que considerar la asistencia de ayuda profesional para poder tratar esta enfermedad. Los pacientes que optan por la cirugía bariátrica deben cumplir los criterios de, al menos, padecer obesidad más una enfermedad relacionada, como pudiera ser la diabetes tipo 2, hipertensión o apnea obstructiva del sueño, por mencionar algunas.

En Nicaragua, el Hospital Vivian Pellas cuenta con un programa profesional para el tratamiento integral del paciente obeso, en donde a los pacientes se les orienta sobre las opciones más viables para poder vencer esta enfermedad. 

Punto fijo o nivel constante

¿Cansado de tratar de perder peso y mantenerse en forma sin suerte alguna? Probablemente está luchando contra su propio cuerpo. El peso corporal y los niveles de grasa son regulados por un complejo sistema de señales que controlan su apetito, digestión, equilibrio de energía y metabolismo para mantener su peso corporal y grasa a un nivel constante o “punto fijo”.

“¿Por qué hacer dieta y ejercicio no es suficiente para combatir la obesidad? Debido a que su cuerpo trabaja para defender su punto fijo, hacer dieta y ejercicio es rara vez efectivo para ayudar a las personas con obesidad a alcanzar y mantener un peso saludable a largo plazo. Cuando usted hace una dieta, el cuerpo piensa que está hambriento y el instinto de supervivencia entra en juego. Como resultado, su cuerpo almacena grasa corporal rica en energía y no puede perder peso fácilmente”, explica el doctor Isaías Montealegre, especialista en Cirugía Bariátrica del Hospital Vivian Pellas (HVP).

El punto fijo de cada persona es diferente y aumenta en la medida en que gana peso, pues su cuerpo trabaja para defender el punto fijo más alto. Su cuerpo es inteligente y se adapta cuando ocurren cosas nuevas. Pero a veces, no es para bien. Su cuerpo no se da cuenta del sobrepeso y sigue almacenando elevadas cantidades de grasa, superiores a las necesarias, por ejemplo, en el embarazo, donde toda caloría excedente a las necesarias se almacena en forma de grasa y en algunas enfermedades metabólicas, como el hipotiroidismo, que crea una tendencia para el acúmulo de grasa. 

Ciclos de peso

“Se ha demostrado que vivir con exceso de peso pone su salud en riesgo. El problema se incrementa dramáticamente a medida que su obesidad se vuelve más severa, debido a factores metabólicos y mecánicos, ya que la obesidad severa se acompaña de altos niveles de ácidos grasos circulantes en sangre, tornando al organismo más resistente a la insulina producido por el mismo, trayendo como consecuencia el aumento de los niveles de glucosa en sangre y el aparecimiento de la diabetes y posteriormente hipertensión. Dentro de los problemas mecánicos, aparecen la osteoartritis, particularmente en las articulaciones de la cadera, rodilla y tobillo por el sobrepeso y la apnea de sueño por el aumento del peso de la grasa en la caja torácica, lo cual no le permite una ventilación pulmonar adecuada durante el sueño. A esto se suman otras enfermedades estrechamente relacionadas a la obesidad, incluyendo la predisposición al aparecimiento de algunos cánceres como el de endometrio, ovario, mama, hígado, riñones y colon”, explic
a el doctor Milton Mairena, jefe de Cirugía del Hospital Vivian Pellas. 

“Entender cómo funciona su cuerpo le ayudará a comprender mejor cómo la obesidad lo afecta. Cuando se sufre de esta enfermedad, debe comprenderse que no es puramente un problema estético, sino un problema serio de salud y que hay que tomar medidas con el propósito de tratar este padecimiento. La cirugía bariátrica y metabólica puede ser una de las alternativas efectivas y duraderas a considerar”, agrega el doctor Mairena.

Entre un 70 y 80 por ciento de las personas que sufren obesidad y se someten a un programa riguroso de pérdida de peso, al cabo de uno a dos años recuperan el peso perdido.

“Esto se debe a que la gran mayoría de los tratamientos y de los regímenes de dieta son abandonados por el paciente, quienes no están dispuestos a un cambio definitivo de estilo de vida para el resto de sus días”, señala el doctor Mairena.

Opciones de tratamiento

Las opciones de tratamiento pueden ser múltiples en base al nivel de sobrepeso u obesidad que presente el paciente. El éxito dependerá de que el tratamiento que se administre sea el adecuado para cada caso en particular.
La terapia cognitiva-conductual es el abordaje de tratamiento que se le da a los pacientes que aún no llegan a obesidad (sobrepeso) u obesidad grado 1, es proporcionada por sicólogos y nutricionistas, enfocada para cambiar la relación entre el paciente y la comida.

Otro tratamiento, en combinación con la terapia cognitiva-conductual, es el balón intragástrico, que está indicado en los pacientes con obesidad grado 1. Es un procedimiento endoscópico, ambulatorio, con el cual los pacientes en grado de obesidad 1 pueden llegar a alcanzar un peso saludable, en el periodo de seis meses a un año. También puede utilizarse en los pacientes obesos (IMC mayor de 40) en la fase preparatoria para cirugía bariátrica, con el propósito de disminuir riesgos quirúrgicos.

La Intervención Quirúrgica es el tratamiento más efectivo contra la obesidad hasta la fecha. Las condiciones de salud relacionadas con el sobrepeso se resuelven hasta en un 80 por ciento de las personas. La cirugía bariátrica y metabólica puede reiniciar su punto fijo. Este tipo de intervenciones quirúrgicas son indicadas en pacientes con obesidad grado 2 en adelante (IMC mayor a 35) y en algunos pacientes con obesidad grado 1, que son portadores de diabetes, hipertensión u otra patología que no responsada adecuadamente al tratamiento y que por lo tanto sea difícil su manejo.

“Este tipo de cirugía no es para todos. Por eso es importante recurrir a opiniones expertas y a instituciones hospitalarias que cuenten con un equipo multidisciplinario que ayude al paciente con obesidad a evaluar sus circunstancias individuales y determinar si la cirugía es lo adecuado en su caso. Más allá de los requisitos físicos, la cirugía de pérdida de peso implica un fuerte compromiso para cambiar el estilo de vida y comenzar una nueva rutina saludable y activa”, señala el doctor Montealegre, especialista en Cirugía Bariátrica del Hospital Vivian Pellas (HVP).

Nuevas investigaciones indican que algunos tipos de cirugía bariátrica (bypass gástrico y gastrectomía en manga) tienen impactos metabólicos que permiten un nuevo punto fijo más bajo, permitiendo que el cuerpo retorne a un nivel menor de acumulación de grasa corporal. 

El procedimiento funciona remodelando la anatomía del estómago y/o del intestino, estas cirugías afectan las señales neuro-hormonales, causando la reducción del apetito, aumentando la sensación de saciedad, modificando el metabolismo.

El Bypass gástrico

El bypass gástrico es un método que no solo limita la ingesta de alimentos, sino que también restringe la cantidad de calorías y nutrientes que el cuerpo absorbe.

Durante el procedimiento de bypass gástrico, el cirujano reduce significativamente el tamaño del estómago al crear una pequeña bolsa de estómago, reduciendo la cantidad de alimento que puede retener.

Este método puede practicarse a través de un procedimiento abierto o laparoscópico (mínimamente invasivo). La mayoría de los cirujanos prefieren el método laparoscópico porque hace incisiones pequeñas que usualmente concluyen en recuperaciones más rápidas y menos dolorosas que las cirugías abiertas.

Al igual que cualquier procedimiento quirúrgico, pueden ocurrir riesgos y complicaciones potenciales. Aunque estos problemas ocurren rara vez, es importante saber que una de las posibles complicaciones es el padecimiento de úlceras gástricas y reacciones desagradables a comida con grasa como vómitos, náuseas, debilidad, sudoración o diarreas.

“Algunos pacientes consideran estas complicaciones como un mecanismo positivo que evita que ellos regresen a los hábitos de alimentación no saludables. Los pacientes deben complementar su dieta con un multivitamínico y calcio. Algunos pacientes deben tomar vitamina B12 y/o hierro, dice el doctor Montealegre, quien aconseja a los pacientes obesos a discutir con su médico los posibles riesgos de una cirugía bariátrica.

Gastrectomía en manga 

El doctor Mairena señala que la mayoría de las gastrectomías en manga para pérdida de peso realizadas hoy en día, usan una técnica laparoscópica mínimamente invasiva. 

“Al igual que el bypass, la mayoría de los cirujanos prefieren realizarlo por vía laparoscópica, porque resulta en hospitalizaciones más cortas, recuperaciones más rápidas, cicatrices más pequeñas y menos dolor que los procedimientos quirúrgicos abiertos”, expresa el doctor Mairena.

Un análisis de 24 estudios clínicos con un periodo de seguimiento de uno a cinco años encontró que, después de una gastrectomía en manga, los pacientes experimentaron una pérdida de peso promedio del 66 por ciento.

“La cirugía bariátrica y metabólica no es una cirugía cosmética. Los procedimientos no implican la remoción de tejidos grasos cortándolos o succionándolos. La decisión de elegir el tratamiento quirúrgico requiere la evaluación de beneficios y riegos para el paciente y la realización meticulosa del procedimiento quirúrgico apropiado”, reitera el doctor Mairena.

Equipo experto

El Hospital Vivian Pellas (HVP) cuenta con un equipo de médicos expertos en cirugía para tratar la obesidad, que lo orientarán sobre las mejores opciones de tratamiento, según su caso, así como de un personal de enfermería entrenado para brindarle una atención segura y de calidad, de acuerdo a los rigurosos estándares de la Joint Commission International (JCI).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus