•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hola mi gente fitness!

Todos escuchamos o decimos en algún momento ‘estoy haciendo ejercicio’, ‘realizaré ejercicio’, ‘me estoy ejercitando’, pero no sabemos en sí, qué significa exactamente realizar ejercicio físico, así que te invito a continuar esta lectura.

El ejercicio físico es una actividad que desarrollan todos los seres humanos en distintos grados, a lo largo de su existencia. Entre sus beneficios se encuentra desarrollar o mantener la forma física y la salud general. También se utiliza a menudo para afinar la capacidad o habilidad atlética. El ejercicio frecuente y regular es un componente importante para prevenir algunas enfermedades de influencia como las cardiovasculares, la diabetes tipo 2 y la obesidad.

El ejercicio físico se considera importante para mantener la forma física, incluyendo el peso saludable, construir y mantener sanos los huesos, músculos y articulaciones, promover el bienestar fisiológico, reducir los riesgos quirúrgicos y reforzar el sistema inmunitario. El ejercicio físico regular contribuye a combatir todos los factores y más aún, al actuar directamente sobre el corazón y los vasos sanguíneos es uno de los elementos más eficaces para prevenir la aparición y progresión de la enfermedad. En las personas que ya han sufrido una enfermedad cardíaca se ha comprobado que el ejercicio colabora en el tratamiento, mejorando la calidad y cantidad de años vividos.

Una nutrición apropiada es tan importante como el ejercicio  para la salud. Cuando se hace ejercicio es incluso más necesario tener una buena alimentación para asegurar que el cuerpo tenga una tasa correcta de nutrientes para ayudar en el proceso de recuperación del cuerpo después del ejercicio intenso.

El reposo y la recuperación son también importantes para la salud cuando se hace ejercicio, ya que de lo contrario el cuerpo está en un estado de estrés permanente y no mejorará ni se adaptará  adecuadamente al ejercicio.

Los beneficios del ejercicio no solo están relacionados con la prevención de las enfermedades cardíacas. Los individuos que llevan un estilo de vida más activo se “sienten mejor”  y producen en su cuerpo una resistencia superior ante distintas agresiones de la vida activa, por ello  llegan a edades mayores con mejor predisposición al trabajo y menor dependencia de aquellos que los rodean.

Los efectos del ejercicio sobre la conservación de la densidad de los huesos tienen un alto impacto en la prevención de la osteoporosis. Diferentes dolores articulares y musculares se ven aliviados por sesiones especiales de ejercicios y la vida activa previene la aparición de este tipo de molestias.

Pero no todo termina aquí: existe una relación positiva entre el sistema inmunológico (las defensas de nuestro organismo)  y la actividad física. Varios estudios epidemiológicos han expuesto la menor prevalencia de diferentes formas de cáncer entre las personas físicamente activas. Experiencias recientes han sugerido que las mujeres que realizan ejercicios físicos de forma regular tendrían menor predisposición a tumores de mama y útero.

La actividad física es una herramienta fundamental en la prevención y el tratamiento de la diabetes. Por otra parte, es un elemento indiscutible en la terapia de la hipertensión arterial.

Ahora que ya conocés qué es exactamente el ejercicio físico y sus beneficios en tu organismo, no me queda más que decirte que sos muy inteligente y que poner en marcha ese cuerpecito es la mejor decisión que podés tomar.