•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Joint Commission International (JCI), una organización que trabaja en la mejora continua de la seguridad y calidad de los servicios de salud hospitalaria, ha demostrado que después de los factores humanos, la falta de una comunicación efectiva es la causa número uno de los eventos no predecibles que no forman parte de la patología ni del tratamiento y que pueden llevar a la muerte o incapacidad permanente del paciente.

El uso de la tecnología en la atención de salud juega un importante papel para un mejor abordaje de los padecimientos de las personas. En el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, la segunda causa de muerte en Nicaragua, se ha visto que el uso de stents coronarios ha reducido sensiblemente el número de muertes por ataques de corazón.

La diabetes, otra de las enfermedades con una alta morbilidad en el país, puede tratarse eficientemente con tecnologías muy exactas como el monitoreo en sangre, lo que ayuda a los pacientes a controlar su enfermedad y a evitar el riesgo de sufrir complicaciones.

 Además: Reportan 57 mil personas con diarrea en lo que va del año

Las técnicas quirúrgicas, mínimamente invasivas, son usadas por los especialistas para tratar aneurismas, por ejemplo, con tiempos de recuperación de hasta cuatro semanas, lo que anteriormente podría significar hasta un año con técnicas tradicionales.

El uso de la tecnología puesta al servicio del paciente es un invaluable beneficio para mejorar la calidad de la atención en los hospitales. Contar oportunamente con los datos de los pacientes como personas y no como enfermos, es un enfoque esencial para profundizar la humanización y seguridad del cuidado de la salud.

Comunicación, elemento clave

La clave de la eficiencia de todos estos procedimientos con tecnología de punta sigue siendo algo muy humano: la comunicación. 

 Autoexploración, mejor vía para detectar cáncer de testículo, dice experta

Una gran parte de los hospitales alrededor del mundo convive con expedientes clínicos en papel. Incluso en Estados Unidos, donde el porcentaje no es tan alto, hay instituciones sanitarias que continúan trabajando para pasar del papel a los sistemas electrónicos.

La implementación de un expediente clínico electrónico ofrece la gran oportunidad de crear un círculo de seguridad para el paciente durante todo el proceso de atención, ya que su información se puede compartir entre médicos, enfermeras y otros integrantes del personal clínico, lo que contribuye a ofrecer tratamientos más certeros y a mejores prácticas.

Avances en la región

El expediente electrónico es de sustancial importancia en el marco de un diseño digital de procesos hospitalarios, desde la orden de ingreso de un paciente, hasta su alta, señala el ingeniero Ezequiel Soto, gerente de Informática del Hospital Vivian Pellas (HVP).

 Más casas conectadas y digitales en Nicaragua

El ingeniero Soto dio a conocer que este hospital es actualmente el único en la región que ha diseñado un sistema digital completo para evitar errores de medicación, facturación, duplicidad de pacientes y que permite una mayor seguridad en la identificación de la persona, al disponer de una pulsera con código de barra integrada al Expediente Médico Electrónico.

“Durante este proceso el sistema es capaz de emitir reportes de exámenes, diagnósticos, perfil farmacoterapéutico, epicrisis, guías de cuido, nota operatoria, entre otras”, señala el ingeniero Soto.

El expediente médico electrónico facilita el cuidado coordinado e integrado del paciente entre los diferentes actores: el médico tratante, médicos interconsultantes, enfermería, medios de diagnóstico y farmacia, lo que permite un manejo ágil para mejorar el alcance de la información y para brindar un mejor diagnóstico y tratamiento a los pacientes.

La gerente de Mercadeo del HVP, licenciada Arlen Pérez, dio a conocer que la inversión en el sistema digital de esta institución hospitalaria se ha venido dando a lo largo de 14 años de gestión para mejorar procesos, equipos, tecnología y capacitación del personal.  

En lo que respecta al Desarrollo del Expediente Médico Electrónico, el monto total a invertir será alrededor de medio millón de dólares. Anualmente, el hospital destina un promedio de 3 millones de dólares para inversión, desde tecnología digital hasta equipos médicos, como resonancias magnéticas de última tecnología, ultrasonidos, mejoras de áreas existentes, entrenamiento de personal fuera del país, etc.

Tecnología y capacitación del personal

Contar con equipos actualizados, manejados adecuadamente por personal especializado, es primordial para brindar un diagnóstico certero en áreas como laboratorio, imágenes, endoscopia, cardiología y patología, señala la gerente de Mercadeo del HVP, licenciada Arlen Pérez.

“En laboratorio, específicamente, contar con tecnología avanzada como exámenes GenExpert o Filmarray, permite tener resultados más rápidos y precisos, que le ayudan al médico a brindar un tratamiento certero de una manera más ágil”, señala.

“En el caso de imágenes, los equipos para realizar resonancia magnética, ultrasonidos y tomografías, brindan imágenes con mejor definición con resolución óptima, pixel a pixel, que permite al especialista tener una lectura más precisa al detectar anomalías más fácilmente”, señala.

El futuro próximo de la salud

Los hospitales, que en el mundo se apoyan en recursos tecnológicos de punta y capacitación constante de su capital humano, están apuntándose a un futuro muy próximo en el que la comunicación digital entre pacientes y médicos serán una constante.

Según un reciente estudio de la consultora Ernst &Young, hay un aumento significativo de personas que se sienten más cómodas consultando a su médico vía digital, sobre todo porque reducen los tiempos de espera y los costos y por su parte hay un acuerdo general entre los profesionales sanitarios de que la salud digital mejorará la atención de los pacientes.

Con la implementación del expediente electrónico en el HVP, Nicaragua ha dado un importante paso en la digitalización de los servicios de salud, contribuyendo a un servicio seguro y de calidad para los pacientes.  

Beneficios del expediente electrónico

El expediente electrónico reduce los riesgos asociados a la ilegibilidad caligráfica de los documentos, se almacena información de forma legible, útil y fácil de consultar para el personal de salud.

Se establece un único registro donde se encuentran todos los datos médicos u otra información relevante del paciente, que puede ser utilizada por el personal de salud en la realización de diagnósticos o prescripciones más confiables.

En comparación con los expedientes en papel, el electrónico tiene baja vulnerabilidad a eventos de pérdida o extravío de información. Con ello, se protege la posible pérdida de información confidencial de los pacientes, ya que el sistema cuenta con altos estándares de seguridad de la información. El acceso a los expedientes de los pacientes solo pueden realizarlo usuarios con autorización y clave, quedando su acción registrada en el sistema.

Gracias a la posibilidad de disponer de datos estadísticos en el mismo momento y que esa información no esté sujeta a largos periodos de espera, se consigue una monitorización efectiva y en tiempo real de posibles riesgos sanitarios, activando protocolos de prevención oportunos para evitar eventos adversos en los pacientes.