•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hola mi gente Fitness!

En los últimos meses ha incrementado notoriamente la cantidad de personas que se suman a un cambio en su estilo de vida, y esto produce que en el intento se cometan errores que no dejan ver de forma sostenible tu cambio por vivir saludable.

Perder peso no es solo seguir cualquier dieta que nos pase una amiga. Tú tienes solo un templo donde vivir y se llama cuerpo, cada ser humano tiene una edad, altura, peso y actividades diferentes, su alimentación debe ser única. Para que tu cambio sea sostenible te mencionaré los errores que debes evitar en tu proceso Fitness. 

 Además: Semana Santa fit

Comer sin hambre 

Cuando estamos estresados, tristes o aburridos, tendemos a comer para tratar de cambiar ese estado emocional o sentir ese abrazo que no tenemos. El estado emocional juega un papel muy importante y tratar de llenar ese vacío comiendo no es la mejor manera de hacernos sentir bien, al contrario, luego sentirás culpas, por ver cómo sigues deteriorando tu cuerpo.

Encuentra otras formas de recuperar un correcto estado emocional: 

En vez de agarrar una bolsa de papas fritas, ve a dar un paseo y respira.azúcares añadidos

 Obsesión con tu cuerpo: vigorexia

Las bebidas procesadas contienen arriba de 150 calorías, la mayoría de las cuales provienen de un contenido de hasta 15 cucharaditas de azúcar, en apenas 8 a 12 onzas de líquido. Y así, solo con una lata, en 23 días podemos haber ganado 500 gramos de peso. La solución es beber agua o bebidas sin calorías.

Dietas estrictas 

Debido a las grandes limitaciones calóricas y nutricionales que imponen este tipo de dietas, que nos obligan a casi no comer. Son imposibles a largo plazo, como resultado obtendrás un incremento o retención de grasa corporal. Si no conoces cómo alimentarte adecuadamente, es mejor que te dirijas con un profesional en el tema.

Perder peso muy rápido

Perder peso debe ser sostenible a largo plazo y de forma segura, sin crear catabolismo en nuestro organismo. Es muy probable que si pierdes peso de forma excesiva, este proviene del músculo y del agua que tengamos acumulada, ya que la grasa tarda mucho más en oxidarse. Esto puede ocasionar trastornos metabólicos y, sobre todo, cuando finalizamos la “fantástica dieta”, recuperaremos de nuevo el peso perdido, e incluso más, y a lo mejor, no precisamente de músculo.

 No adelgazo, ¿será por el metabolismo?

Saltarse las comidas

Este es el más común, cuando pensamos en perder un par de libras. Cuando dejamos de hacer alguna comida importante en el día, esto solo produce caídas de los niveles de azúcar en sangre, con lo que nos sentiremos mucho más hambrientos y tenderemos a comer mucho más. Lo indicado es aumentar el número de raciones a cinco o seis comidas pequeñas a lo largo del día.

Desorden 

Cuando no nos organizamos, corremos el riesgo de atravesar momentos en el día en que no podemos salir a comer adecuadamente, con lo que terminamos comiendo cualquier cosa que tengamos a mano. Prioriza tus comidas, busca las formas de que sea sostenible para ti, cocinar una vez a la semana, buscar un lugar de comida sana. Planifica bien tus alimentos a consumir en una semana, invierte a diario para 30 minutos de ejercicio, y pronto estarás disfrutando del cuerpo y salud que te mereces.