•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El doctor Edward F. Group, del Global Healing Center (Centro Global de Sanación), especialista en información y productos de salud natural de la más alta calidad, afirma que los endulzantes artificiales fueron creados para sustituir el azúcar como una alternativa que engordara menos. Usted puede encontrar sustitutos del azúcar en las sodas dietéticas, los yogures y productos por el estilo. Estos aditivos incorporados en los endulzantes artificiales imitan el sabor del azúcar pero sin ninguna energía útil prácticamente. Existen cinco sustitutos peligrosos que han sido aprobados para el consumo: sacarina, neotame, acesulfamo de potasio, aspartamo y sucralosa. En la actualidad, de los cinco mencionados, la sucralosa y el aspartamo son los sustitutos más peligrosos y dominantes utilizados en varios productos, y los mismos pueden ser encontrados en las tiendas.

Sucralosa

La sucralosa es básicamente sacarosa desnaturalizada. Su preparación consiste en tratar con cloro la sacarosa, cambiando químicamente la estructura de las moléculas de azúcar a través de la sustitución de tres grupos hidroxilo por tres átomos de cloro.

Sí, usted leyó bien, “tratar con cloro”, agregando “átomos de cloro”. Usted se preguntará, ¿no es el cloro un carcinógeno? ¿Por qué permitiría la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) la utilización de materiales tóxicos en nuestros alimentos y bebidas?

Sí, el cloro es un carcinógeno. Y sobre la otra pregunta, nadie ha dicho por qué la FDA aprobó su utilización. Usted debe saber que esto fue aprobado inclusive después de que la investigación para la preaprobación mostrara la posibilidad de toxicidad en la sustancia.

No se han realizado estudios a largo plazo sobre los efectos de la sucralosa. Lo mismo sucedió con el tabaco. Tomó muchos años poder detectar los peligrosos efectos del tabaco debido a la no realización de una correcta investigación epidemiológica. Es desconcertante que se cometa el mismo error, inclusive con las indicaciones negativas iniciales, y los sistemas de verificación existentes en la actualidad. Si la FDA no intercede y hace posible el necesario control y posible investigación, entonces no podremos conocer rápidamente sobre la seguridad de tales sustancias y la sucralosa. 

Aspartamo

Existen miles de productos que utilizamos cotidianamente que contienen aspartamo. El yogur, las sodas, el pudín, sustitutos de azúcar para la mesa, goma de mascar, por solo mencionar algunos. 

El aspartamo ha sido investigado como una posible causa de tumores cerebrales, retardo mental, afecciones al nacer, epilepsia, enfermedad de Parkinson, fibromialgia y diabetes”. Por otro lado, los edulcorantes artificiales ahorran calorías, pero hay evidencia creciente de que pueden aumentar tu antojo de dulces y otros carbohidratos, haciéndote comer más durante el día, de todos modos. Por lo tanto, realmente no ahorras calorías en absoluto. Además, los estudios han demostrado que los edulcorantes artificiales pueden provocar también altos niveles de insulina en tu cuerpo que, a su vez, pueden promover el almacenamiento de grasa.

Aunque los edulcorantes artificiales se utilizan en productos “light”, “dieta” o “bajos en calorías”, engañan al cerebro a pensar que consumir comida y bebidas con sabor dulce está bien. Hacen que la habilidad del cuerpo de contar calorías esté fuera de balance, además de estimular antojos. 

Los edulcorantes artificiales enumerados anteriormente son productos químicos que el cuerpo humano simplemente no debe ingerir. Sin embargo, la mayoría de nosotros estamos consumiendo a diario una gran cantidad de estos productos químicos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus