•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hola mi gente Fitness!

El gran aumento de popularidad de las leches fermentadas, especialmente del yogur, se debió en un principio al interés que despertaron sus supuestas propiedades de prolongar la vida, pero este mercado no se sostuvo durante mucho tiempo. Sin embargo, el desarrollo en los últimos años de yogures con frutas y aromatizados, hicieron que este producto cobrara importancia en la industria láctea. Desde entonces, los tipos de yogures y de alimentos basados en el yogur, han seguido aumentando y hay un creciente interés por los yogures y otras leches fermentadas como productos beneficiosos para la salud.

El yogur es la más popular de las leches fermentadas. Se fabrica con composiciones muy distintas, y puede ser natural o con sustancias añadidas, como frutas, azúcar, agentes gelificantes. También se fabrican bebidas y helados de yogur. Existen distintos tipos de yogur pero los más importantes son los yogures firmes o consistentes, y los batidos. 

 10 beneficios de las dietas detox

Aunque muchos consumidores preferimos los yogures “sin aditivos“, se suele añadir estabilizantes a los yogures batidos para mejorar su viscosidad y consistencia.  Los estabilizantes mejoran también la sensación que produce el yogur en la boca y permiten la reducción de calorías manteniendo la calidad organoléptica.

Hace algún tiempo, los yogures se endulzaban con sacarosa, pero este producto no responde a la imagen “sana” que se da incluso a los yogures aromatizados y edulcorados artificialmente, tan diferentes del yogur tradicional. Se ha propuesto la utilización de muchos edulcorantes alternativos como el jarabe de maíz con alto contenido en fructosa, la sacarina, el sorbitol y el aspartamo. Cuando se desea una imagen “natural“, se emplean el azúcar de caña y la miel. También se pueden añadir concentrados de frutas.

 Funciones de los macronutrientes

Beneficios:

Digestibilidad de las proteínas y grasas

La proteína de las leches fermentadas coagula en el estómago en forma de partículas más finas que la leche normal, lo que mejora también la digestibilidad. Los jugos gástricos de los bebés contienen poco ácido láctico, por lo que en ocasiones se añade este ácido a las leches maternizadas.

Mejora la intolerancia a la lactosa 

Las personas con intolerancia a la lactosa digieren un producto fermentado como el yogur mucho mejor que la leche normal. Esto se debe, aunque solamente en parte, al menor contenido de lactosa. La actividad lactasa de las bacterias del yogur y también la estimulación de la lactasa de la mucosa intestinal por el yogur, son los principales responsables de este efecto. Además, el traspaso del contenido estomacal al duodeno se retrasa cuando se consumen leches fermentadas, y el tiempo de contacto de las enzimas hidrolizantes de la lactosa con el substrato en el estómago se prolonga, de forma que la lactosa se digiere mejor.

 Tras la navidad, barriga fuera chicos

Mejora la flora intestinal

Cuidar y preservar la flora intestinal ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer de colon, enfermedades autoinmunes, hemorroides, alergias, e incluso problemas cardíacos, lo cual se logra mediante una dieta equilibrada  y baja en grasas saturadas, más la práctica de actividad física regular.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus