•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hola, mi gente fitness!

Conocemos algunas personas que solo viven para comer y otras que comen para vivir.

¿En cuál de estos grupos te encuentras tú?

Espero que tu repuesta sea la segunda opción, pues tendrás asegurado un futuro lleno de calidad y energía en tu vida, manteniéndote con un equilibrio mental y físico.

El hecho de tener buenos hábitos alimenticios no es suficiente para gozar de una buena salud, también se recomienda una adecuada rutina de ejercicios, claro, con recomendaciones médicas, también debes cuidar tu piel, verificar que tu corazón está bien, hacerte exámenes completos dos veces al años, mantener una sonrisa blanca y sana, así que también toca visitar al dentista.

Los dientes son muy importantes en la alimentación, una dentadura sana provocara que puedas disfrutar mejor de tus comidas, masticaras de forma correcta tus alimentos, ayudando al sistema digestivo a realizar mejor sus funciones.

Cada organismo requiere una alimentación y actividades físicas acordes con el metabolismo, condición física actual y la edad, debo realzar algo muy importante, si tienes alguna condición o  limitante, lo tienes que tener muy claro, sobre todo, a la hora de realizar ejercicios.

Visitar al cardiólogo

Aunque tú te sientas “de quince “, es recomendable visitar al cardiólogo y más cuando tu meta sea realizar ejercicios de alta intensidad o mucho peso. Hay deportistas y gente muy joven, que tienen problemas cardiacos y manifiestan algún síntoma, mientras practican algún deporte; por eso es importante visitar antes de iniciar o al menos dos veces al año al cardiólogo. 

Visitar al dentista 

La buena masticación es un proceso mecánico muy conocido por todos nosotros, aunque no lo parezca, es una de las claves más importantes para garantizar la buena digestión de los alimentos que ingerimos. Esta actividad mecánica del sistema de mandíbulas y dentadura nos ayuda a mantener y conservar la función bucal, además garantiza la ruptura de los alimentos en partes más pequeñas.

Si tienes los dientes con caries, problemas en las encías o te faltan dientes no podrás realizar correctamente la masticación. Si no  damos a nuestros dientes un mantenimiento de limpieza y cuidado con nuestro dentista, dará como resultado un favorecimiento a la caída prematura y la aparición de caries, con la consecuente pérdida de su funcionalidad para masticar. Los dientes necesitan masticar preferentemente alimentos frescos como frutas, remolacha, rábanos, zanahorias, frutos secos, pan integral, etc. Por  lo tanto, la conservación y cuidado de las piezas dentarias es el primer paso para una correcta digestión. 

Visitar al nutricionista

El nutricionista te ayuda a cambiar tus hábitos alimentarios para mejorar tu calidad de vida, te enseña a comer de nuevo. Es un reto consumir todos los nutrientes necesario, ya que tu estómago solamente puede manejar porciones pequeñas. 

Te guiara si necesitas ganar o perder peso, enseñándote a comer de forma más inteligente, aprendiendo también a leer las etiquetas nutricionales, cómo comer afuera de casa sin “echar a perder” el plan de alimentación y cómo resistir las tentaciones en el lugar de trabajo, mejorando tu rendimiento deportivo y calidad de vida.