•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando se hace ejercicio, los músculos sufren un estrés intencional y se producen cambios en las fibras musculares. Con el tiempo, el estrés provocado por un ejercicio regular produce ciertas modificaciones de adaptación en el tejido muscular, incluyendo un aumento de fuerza y aguante.

Las lesiones por movimientos repetitivos, también llamadas lesiones por estrés repetitivo, son temporales o permanentes de los músculos, los nervios, los ligamentos y los tendones que se deben a un movimiento que se realiza una y otra vez. Los que practican un ejercicio diario de manera regular, son más propensos a las lesiones de estrés. También aquellos que practican un ejercicio regular para adquirir fuerza y tono muscular, como los levantadores de pesas, son propensos a las lesiones por estrés, que solo suelen producir dolor después del ejercicio.

Entre los factores que provocan estas lesiones tenemos un calentamiento escaso, saltarse el paso de estirar los músculos y tendones, falta de condición física, movimientos accidentales o por una práctica incorrecta con los equipos para el entrenamiento.

La doctora Roxana Linero, de Venezuela, especialista en lesiones, nos comparte cuáles son las lesiones más comunes y cómo se deben tratar.

Entre las lesiones más comunes tenemos:

Lesiones en la rodilla 

Es un dolor fuerte alrededor o detrás de la rótula; suele ser el resultado de una debilidad de los cuádriceps, una pierna más corta que la otra, alteración del eje de la rodilla, artrosis.

El dolor en la zona externa de la rodilla es el síntoma principal de la rodilla del corredor, que solo aparece al correr, subir o bajar escaleras, también se produce dolor en la zona lateral de la rodilla e incluso a lo largo de toda la cintilla iliotibial. 

Lesiones por desgarro del hombro 

Las fibras musculares o los tendones que conectan los músculos con los huesos del hombro, generalmente provocados por un estiramiento excesivo del músculo.

El hombro se daña con el paso de los años, debido a un estrés mecánico repetitivo, la rotura de estos tendones puede ser la consecuencia final de un proceso lento de inflamación crónica y degeneración debido al desgaste por roce entre el tendón y el acromion.

El síntoma más común es un dolor en la parte lateral y externa del hombro. En ocasiones, el dolor puede irradiar por el lado del brazo hacia el codo.

La inspección y palpación dolorosa de la zona nos va a aportar importante información, y las pruebas instrumentales más apropiadas son la ecografía en comparación con el otro hombro y la resonancia magnética, ya que muestra los tejidos blandos: músculos, tendones y ligamentos, mientras que los rayos-X muestran solo los huesos.

Lumbalgia

Lumbalgia por definición no es más que un dolor en la espalda baja o zona lumbar, avisándonos de que algo no está funcionado bien, normalmente se produce al realizar grandes esfuerzos, posturas inadecuadas, defectos técnicos en la ejecución del gesto deportivo, esfuerzos mínimos pero perjudiciales para la buena mecánica de la columna. Si tienes algún dolor en esta zona ve de inmediato a visitar al especialista de la columna.