•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hola mi gente fitness!

¿Agua fría o caliente? Esta es una de las preguntas más cotizadas por ustedes, hoy vamos aclarar cuál es la mejor. Tu organismo se compone aproximadamente de un 60% de agua y nuestros músculos por 75%-80%, desde aquí parte la importancia de controlar la pérdida y la ingesta de agua. Ingerir agua puede ayudarte a perder esas libras de más, mediante los mecanismos de una disminución del apetito, aumento de la quema de calorías, reducción automática del consumo de calorías totales. Tomar agua 30 minutos antes de cada comida reduce el número de calorías totales que consumes durante el resto del día e incrementa la pérdida de peso hasta en un 44%.

 ​​Lesiones deportivas más comunes

Beneficios del agua caliente

Estabilidad del sistema nervioso

El agua caliente ayuda eliminando toxinas que impactan a nivel del sistema nervioso, influyendo en el estado mental y emociones, mejorando notablemente el equilibrio del sistema nervioso.

Mejora la digestión 

Los ingredientes calientes son más fáciles de digerir y de ser absorbidos por el estómago que los alimentos fríos o crudos. El sistema digestivo se caracteriza por el movimiento de su tubo digestivo; si este sistema fluye, todo fluye. El calor es fluidez y tiene la capacidad de calentar y hacer que los músculos se relajen y no se tensen. 

Despierta el organismo

Una buena manera de empezar el día y despertar suavemente el organismo es hacer un enjuague bucal con agua tibia para no irritar las encías ni los dientes.

Reduce la sed 

El agua caliente sacia mejor la sed, hidrata las mucosas bucales y elimina la sensación de sequedad en la boca.

 ​​Lesiones deportivas más comunes

Beneficios del agua fría

Ayuda a perder peso 

El agua helada puede quemar calorías, pues el cuerpo trabaja para elevar la temperatura del líquido ingerido a la misma temperatura que el cuerpo, pero no es muy recomendable por el impacto que genera en tus órganos.

Mejora el rendimiento físico

Durante el ejercicio, la tasa de absorción de fluido se incrementa en proporción a la reducción de su temperatura, esto no se debe a que el agua helada “impacte” en tu cuerpo. Tiene que ver con la temperatura óptima a la que el cuerpo absorbe el agua. Se recomienda que, en lugar de agua helada, bebas agua fría, ya que el cuerpo absorbe el agua fría más rápido que el agua helada. Esto hidrata tu cuerpo más rápido. 

Una hidratación más rápida es especialmente importante durante el ejercicio, que puede provocar pérdida de fluidos rápidamente, especialmente si ejercitas en el calor.

 Mamá fit

Cada persona necesita consumir una cantidad de agua diferente, en función de su condición física, salud, hábitos, edad, por lo general se recomienda beber al menos dos litros al día, pero habrá personas que necesiten más. Por ejemplo, si sos una persona deportista, es obvio que necesitarás beber mucho más que dos litros, y lo mismo ocurre con las personas mayores o las madres lactantes.
De ahora en adelante toma mucha agua.