•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los edulcorantes son sustitutos del azúcar, están elaborados de forma artificial e industrial, fabricados o procesados químicamente. Su valor principal es el de ser bajos en calorías o el de aportar muchísimo más dulzor que el azúcar, de modo que con una cantidad mucho menor se obtiene el mismo resultado, disminuyendo también así la ingesta de calorías.

A menudo cuando nos planteamos dejar el azúcar refinado o edulcorantes artificiales como la sacarina, ciclamatos, etc. no sabemos qué edulcorantes naturales existen o cuál escoger, por esto preparé para ti, una lista con edulcorantes artificiales y naturales que puedes incluir o evitar en tu alimentación.

Edulcorantes artificiales 

Aspartamo: 

Compuesto por dos aminoácidos combinación de fenilalanina y ácido aspártico. Es 220 veces más dulce que el azúcar, pero con la desventaja de que pierde su dulzor al calentarse. Está en estudio su posible relación con el cáncer y lo podemos encontrar en productos comerciales con el identificativo E 951. Los pacientes con fenilcetonuria no pueden tomarlo, ya que les podría producir, en gran cantidad, retraso mental.

Sucralosa: 

Es uno de los edulcorantes artificiales con mayor concentración de dulce, 600 veces más que el azúcar. Tiene la ventaja de poderse calentar y usar para repostería que lleve horneado.

Xilitol, maltitol y sorbitol

Los polioles o alcoholes de azúcar, se encuentran naturalmente en frutas y plantas, pero los utilizados en la industria de la comida se forman artificialmente a partir de fermentos de azúcares simples.

El jarabe de maíz de alta fructosa 

Es un edulcorante altamente procesado que se produce a partir de almidón de maíz. Si bien no es bajo en calorías, es más dulce que el azúcar de mesa. Actualmente, esta sustancia se encuentra en una inmensa cantidad de comida procesada.

Sacarina 

Es de 200 a 700 veces más dulce que el azúcar.

Se emplea en muchos alimentos y bebidas dietéticas. Puede tener un sabor amargo o saborcillo metálico en algunos líquidos. La sacarina no se utiliza para cocinar y hornear.

Edulcorantes naturales 

Azúcar integral: 

Proviene de la melaza o miel de caña, tras un proceso natural se obtiene el azúcar de caña. Según la variedad de la caña obtendremos otra variedad como  azúcar integral denominado panela, rapadura o muy conocido en Nicaragua el atado de dulce.

Fructosa: 

Se utiliza principalmente en alimentos “tolerados” para diabéticos. Se obtiene de las frutas y en pequeñas cantidades pueden tomarla los diabéticos. Su sabor, color y textura es muy parecido al azúcar blanco o refinado.

La miel:  

Es uno de los edulcorantes o endulzantes naturales más antiguo ya que no necesita ninguna elaboración. La miel es considerada oro, por sus grandes propiedades medicinales como cicatrizante, expectorante, es muy apreciada para endulzar las infusiones de plantas medicinales.

Sirope de agave: 

Es uno de los endulzantes o edulcorantes naturales que se obtiene de un cactus y que ya venía siendo utilizado por incas y aztecas. Tiende a regular los niveles de glucosa.

Stevia o estevia: 

Su dulzor es 20 a 30 veces mayor que el azúcar, y no contienen calorías. También son valoradas sus propiedades reguladoras de la glucosa (diabetes e hipoglucemia), cada día es más popular entre las personas que llevan un estilo de vida saludable.