•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A sus 42 años, Carlos Mendieta vuelve a ver hacia atrás y asegura sentirse culpable por haber llevado una vida poco sana, cargada de excesos que le están pasando factura.

“Desde hace algún tiempo sentía que me cansaba con facilidad. Una vez se me nubló la vista y me dio mareo cuando estaba manejando. Ya por último caí desmayado. Me dio un infarto y sentí que iba a morir”, comparte.

Afortunadamente, se recuperó del episodio cardíaco y asegura que ha cambiado muchos hábitos que antes eran su norma de vida.

“La comida chatarra era mi deleite y no voy a decir que no me hace falta, pero no quiero seguir dañando mi corazón. Ahora camino y cuido lo que me llevo a la boca, un infarto no es cosa de juego”, enfatiza.

A continuación enumeramos una serie  de recomendaciones recopiladas por la organización Family Doctor.

1- Consuma grasas saludables. A pesar de lo que haya escuchado, algunas grasas son realmente buenas para usted. Cuando use grasas para cocinar, elija grasas monoinsaturadas, como aceite de oliva o aceite de canola.

Los aguacates también son una buena fuente de grasas monoinsaturadas. Las grasas poliinsaturadas y los ácidos grasos Omega 3 también son opciones saludables. Las grasas poliinsaturadas se encuentran en los frutos secos y semillas.

Las grasas Omega 3 se encuentran en pescados como el atún y el salmón. En general, debe tratar de evitar las grasas trans. Las grasas trans se encuentran generalmente en alimentos procesados y bocadillos como galletas o pasteles. Para ver si un alimento contiene grasas trans, busque las palabras “parcialmente hidrogenado” en la etiqueta del ingrediente.

2- Coma integral. Los panes o pastas integrales son más ricos en fibra y carbohidratos complejos. Escójalos en lugar de panes blancos o pastas regulares para sándwiches y comidas.

3- Coma muchas frutas y verduras frescas. Contienen fibra, vitaminas y minerales que son buenos para su cuerpo. Además, agregan sabor y variedad a su dieta.

4- Prepare la carne de manera saludable. Hornear, asar a la parrilla, grillar y asar a las brasas son las formas más saludables de preparar carne. Quite toda la grasa o la piel antes de cocinarla. Los cortes magros pueden cocerse en una cacerola o saltearse.

5- No se olvide de los frijoles. Los frijoles secos, los guisantes y las lentejas ofrecen proteínas y fibra. De vez en cuando, trate de sustituir la carne por frijoles en su receta favorita, como la lasaña o el chile.

6- Elija lácteos bajos en grasa. Busque versiones sin grasa o bajas en grasa de leche, yogur y productos de queso. No coma más de 4 yemas de huevo por semana (use claras de huevo o sustitutos de huevo).

7- Llénese de proteína. Coma alimentos ricos en proteína, que incluyen pescado, carnes magras, aves de corral sin piel, huevos, nueces y semillas y frijoles.

8- Intente una dieta. El plan de alimentación DASH es un método saludable para el corazón que reduce la presión arterial y el colesterol malo en la sangre. O pruebe la dieta mediterránea para practicar uno de los enfoques más saludables para comer que conocemos.

Alimentos prohibidos 

Sodio. Sazone los alimentos con especias o condimentos sin sal en lugar de sal. Tenga cuidado con los alimentos preenvasados, las salsas, los alimentos enlatados y los alimentos procesados. Todos pueden contener una gran cantidad de sodio.

Grasas saturadas y trans. Las grasas saturadas se encuentran en las carnes grasas, la piel de ave, los lácteos hechos con leche entera, la manteca, la manteca de cerdo y los aceites de coco y de palma. Las grasas trans se encuentran en algunos postres, palomitas de maíz para microondas, pizza congelada, margarinas en barra y cremas para café. Busque las palabras aceite parcialmente hidrogenado en la etiqueta de los alimentos.

Azúcar. Las bebidas endulzadas, los refrigerios y los dulces son la principal fuente de azúcares agregados en los Estados Unidos. Estos incluyen gaseosas, café y té endulzado, bebidas energizantes, pasteles, tartas, helados, dulces, jarabes y gelatinas. Limite este tipo de comidas y bebidas.

Alcohol. Limite el consumo de alcohol. Los hombres no deben consumir más de 2 bebidas al día. Las mujeres no deben consumir más de 1 bebida al día. Demasiado alcohol puede elevar su presión arterial y hacer que aumente de peso. También puede contribuir o empeorar la insuficiencia cardíaca en algunas personas.

Ejercicio para el corazón

El ejercicio aeróbico lo hace respirar más profundamente. Hace que su corazón trabaje más para bombear sangre. El ejercicio aeróbico también aumenta su frecuencia cardíaca (lo cual quema calorías). Algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos incluyen caminar, trotar, correr, bailar, nadar y andar en bicicleta.