•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin dudas, has escuchado decir que el desayuno es el tiempo de comida más importante, y esto no se ha dicho al azar, sino que existe evidencia científica que lo respalda. 

Según la doctora Gloria Quintana, especialista en medicina interna, diabetóloga y nutricionista, “el desayuno es uno de los tiempos de comida más importantes del día, pues vamos a iniciar nuestras labores y los estudiantes su período de clases por lo que debe ser un desayuno con suficientes calorías y saludable para poder ejercer nuestras labores y estudiar”.

La doctora específica que la mayoría acostumbramos cenar a las 6:00 p.m., por lo que sometemos al cuerpo a un ayuno de más de ocho horas, lo que hace de vital importancia que el desayuno sea de calidad.

“Se recomienda no pasar más de seis u ocho horas sin ingerir alimentos y el desayuno debe hacerse entre 5:30 a.m. y 7:00 a.m., todos los días a la misma hora. En el caso del almuerzo, lo ideal es hacerlo entre 12:00 mediodía y 1:30 p.m. Finalmente, el horario de cena debe comprenderse entre las 6:00 p.m. y las 8:00 p.m.”, señala la especialista.

En el caso particular de algunos pacientes con enfermedades crónicas, como la diabetes o que llevan una dieta específica, se hace necesario que hagan meriendas a lo largo del día para evitar que se vayan a descompensar.

La chía es una de las fuentes de proteína completa de origen vegetal más alta. Al tratarse de una fruta baja en calorías y compuesta casi toda por agua, la pera es ideal para realizar dietas.

La doctora señala que un desayuno saludable puede incluir frutas, yogur, un vaso de leche con corn flakes y una fruta.

“Otra opción en sándwich de jamón de pavo con pan integral o un huevo con jamón y un vaso de leche, más una fruta”, apunta la nutricionista.
Asimismo, la doctora Quintana recomienda tomar al menos 1 o 2 vasos de agua en el desayuno y recalca que no es recomendable que una persona desayune solo un café. 

“Tampoco es recomendable desayunar hasta las 10:00 a.m., porque uno para mantenerse saludable debe tener sus horarios más o menos estrictos de alimentación. Recordemos que la energía que nuestro cuerpo está en los alimentos que ingerimos”, acotó.

Para ayudarte un poco con el menú de la mañana, te presentamos algunas opciones fáciles de preparar.

Chía con pera y pistachos

Este desayuno es súper sencillo, pero requiere un poquito de tiempo. A un vaso de leche le agregamos dos cucharadas de chía y dejamos que la mezcla repose durante una hora. Luego se le añaden trozos de pera y pistachos crudos.

Para ayudarte un poco con el menú de la mañana, te presentamos algunas opciones fáciles de preparar.

La chía es una de las fuentes de proteína completa de origen vegetal más alta. Al tratarse de una fruta baja en calorías y compuesta casi toda por agua, la pera es ideal para realizar dietas.

Tostadas con aguacate y huevo

El aguacate es ideal para un buen desayuno. Buscá uno que esté en su punto y majalo hasta dejarlo fino. Tomá dos rebanadas de pan integral y tostalas, aunque podés comerlo blando. Freí un huevo entero, que podés sazonar con una pizca de pimienta. Untá las rebanadas de pan con el aguacate y colocá el huevo encima. Este plato es sencillo, nutritivo y delicioso.