•   Paris, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El consumo de legumbres, raíces y tubérculos aumentará un 1.9% anual en el mundo hasta 2028, según un informe de la FAO y la OCDE publicado este lunes, que también predice que el consumo mundial de carne seguirá creciendo.

Según el informe "Perspectivas agrícolas 2019-2028", publicado por la agencia de la ONU para la agricultura y la alimentación (FAO) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el crecimiento del consumo de lentejas, habas y otras legumbres, fuente de proteínas, será el más grande entre los grandes alimentos básicos.

En cuando a los cereales, se prevé que su consumo mundial apenas crezca un 1.2% anual a lo largo del decenio; el de productos animales, cárnicos y lácteos, un 1.7%; y el de azúcar y aceites vegetales, 1.8%.

ARCHIVO/END.

El informe señala también que "a lo largo de los próximos diez años, la demanda de productos agrícolas dependerá sobre todo de las necesidades [...] de una población mundial creciente y más acomodada".

Así, en Asia, donde se estima que los ingresos por habitante experimentarán un fuerte alza de aquí a 2028, el consumo de carne aumentará en 5 kilos por año y habitante en China, y en 4 kilos en el sudeste de Asia, según los expertos.

ARCHIVO/END.

Este incremento afectará sobre todo a la carne de ave y de cerdo, las más consumidas en la región. El consumo de carne de res aumentará en 0.5 kilos por habitante al año durante los diez próximos años, con una media de 4 kilos por habitante.

En el sur de Asia, en cambio, el crecimiento de los ingresos estará asociado a un aumento de la demanda de los productos lácteos, el azúcar y el aceite vegetal. Los lácteos y las legumbres seguirán siendo las principales fuentes de proteínas en la región.

Pakistán será el país que registre un mayor aumento del consumo de lácteos, con un avance esperado de 42 kilos por habitante para 2028.