•  |
  •  |

El mundo de las chicas es complicado, dicen ustedes, hombres. Sin embargo, la verdad es que son los estimables caballeros quienes lo complican con algunas actitudes inmaduras que nosotras no logramos comprender, así que les dejamos seis errores que hacen que salgamos corriendo.

 

1 Agarrado

No es norma que deban pagar todo, pero tampoco deberían dar por hecho que nosotras andaremos abriendo nuestra cartera por doquier para pagarles las cervecitas, las palomitas o la cena. Ni actitudes excesivamente conservadoras ni ultramodernas. Equitativo es mejor, así todo marchará bien.

 

2 Distraído

¿Cómo dijiste? ¡No escuché! Cuando pronuncian esas frases el mensaje que nos transmiten es que no les interesa lo que decimos y de inmediato eso los coloca en la lista negra, porque si hay algo que nos “enoja” es que no nos escuchen, sobre todo si toman en cuenta que nos encanta hablar.

 

3 Ciberamigas

Es pecado capital que nos enteremos por nuestras amigas solteras que vieron las fotos de ustedes en páginas para “encuentros”. “¡Solo estoy buscando nuevos amigos!” es la excusa que menos creemos; es obvio que andan tras lo que no se les ha perdido. Ojo chicos, eso nos desagrada.

 

4 Aburrido

Obviamente mantener la frescura y la emoción en una relación es una de las principales claves para avivar la chispa del amor y avanzar como pareja. Es cierto que algunos de ustedes son muy convencionales; pero si nunca rompen la rutina, terminarán por aburrirnos. Hacer lo mismo cansa.

 

5 Desinteresado

Ay del que ni siquiera nos pregunte cómo nos fue en el día, pues nuestra pareja es la persona a la que deseamos contarle las buenas noticias y las malas que nos están afectando. Así que si llegan a la casa y lo primero que buscan es el control de la tele, nosotras buscamos cómo reflexionar.

 

6 Comparador

Cada una de nosotras somos únicas, no lo pierdan de vista. Así que ni se les ocurra compararnos con las divas de la tele que nunca conocerán, y mucho menos con la vecina o la novia de sus amigos. Si fuéramos fabricadas en serie, admitiríamos las comparaciones, pero no es así.