•  |
  •  |

La Copa Mundial provoca mucha emoción en todos los fanáticos, y más en los atletas que están clasificados a competir; no obstante, hay una actividad que la mayoría evita de forma estricta en estos importantes días: el sexo.

¿Pero existe necesitad de eso? ¿Brinda alguna clase de ventaja abstenerse? ¿Apoya la ciencia dicha práctica?

Los atletas y sus entrenadores han mantenido el mito por mucho tiempo de que tener sexo o masturbarse roba la energía. El gran Muhammad Ali dijo una vez que dejaba de tener relaciones sexuales seis semanas antes de una pelea; ahí el mito corrió como pólvora y se hizo más famoso que nunca.

Sin evidencias

Los científicos dicen que no hay ninguna evidencia fisiológica para sugerir que tener sexo antes de una competencia sea malo, ni tampoco que evite el desarrollo muscular. De hecho, algunos estudios han concluido que el sexo antes de practicar deportes puede aumentar el desempeño, porque les eleva el estado de ánimo, la sensación de bienestar y los niveles de testosterona.

Según los científicos, en los pocos estudios que se han hecho al respecto, el sexo podría ayudar a los atletas a concentrarse mejor. Ian Shrier, especialista en medicina deportiva de la McGill University en Montreal, Canadá, escribió: “El mito de que los atletas debían practicar la abstinencia antes de las competencias era la principal causa de frustración sexual, lo cual llevaba a la irritabilidad y la agresión; pero que la agresión sin concentración no funciona bien y hace cometer errores a los deportistas”.

Estudios

“Esta es una idea tonta”, dice Emmanuele Jannini, de la University of L’Aquila en Italia, al referirse a la abstinencia sexual en los deportistas. Jannini es un profesor de endocrinología que estudia las secreciones del cuerpo humano y ha hecho estudios de los efectos del sexo y el desempeño atlético. Jannini ha encontrado que el sexo, de hecho, estimula la producción de testosterona, elevando así todos los parámetros; o sea, todo lo contrario a lo que dice el mito.

Tener sexo no es un ejercicio muy demandante. De promedio un encuentro sexual solamente quema 25 a 50 calorías, el equivalente energético a caminar dos líneas de escaleras, así que los resultados sobre la cancha van a depender de cada individuo y sus costumbres, dice Shrier.

“Si el atleta está súper relajado, o como algunos atletas, la noche antes a la competencia no tiene deseo sexual y solo mucho sueño, pues lo mejor es dejarlo dormir”, finaliza Shrier.

 

6 semanas antes de pelear Muhammad Ali se abstenía de sexo.

 

25 y 50 calorías se gastan durante una relación sexual.