•  |
  •  |

Tener mal aliento espanta a cualquier mujer, así que la halitosis es un problema que no se puede pasar por alto, máxime si se resiste a desaparecer.

Existen trucos caseros que te pueden ayudar a combatirla, entre ellos masticar un trozo de limón con cáscara durante unos minutos después de cada comida.

Los caramelos de menta y chicles sin azúcar también pueden favorecerte en esta guerra contra el mal aliento. Si el problema es muy serio, podés hervir durante diez minutos una cucharada de hierbabuena en una taza de agua, y tómala después de comer.

El cepillado de los dientes es primordial así que cuando lo hagás también cepillá las encías y la lengua, y reemplazar el cepillo con asiduidad.

Otras tácticas

Otra fusión que te puede ayudar es la hecha con ramitas de perejil, con dos o tres clavos de olor enteros en dos tazas de agua. Si querés evitar tedio podés masticar una rama de apio de vez en cuando; el apio refresca la boca y combate el mal aliento.

Finalmente, si el mal aliento se debe a problemas digestivos, podés emplear semillas de cardamomo, masticarlas lentamente después de la comida, limpia la boca y elimina el mal olor de otros alimentos, aunque su sabor es bastante fuerte.