• |
  • |

“Me enamoré de sus ojos”. “Me cautivó con su sonrisa”. Esas son dos frases típicas que suelen usar la mayoría de mujeres al momento de justificar qué las atrajo del hombre que aman, sin embargo, diversos estudios han demostrado que a las mujeres les gusta ver el trasero masculino.

Así que teniendo en cuenta esto, hay que poner manos a la obra para ejercitar esa parte de tu cuerpo. Si no sos muy exigente, podés darle forma y desarrollarlo ejercitándolo en casa, pero si sos un hombre que apunta a la “perfección”, vas a necesitar levantar pesas.

En forma

Sin dudas, tu esfuerzo será recompensado y los resultados serán evidentes a medida que tus pompas vayan tomando forma, solidificándose y aumentando de tamaño. Esto te ayudará a reafirmar tu autoestima, a aumentar tu potencial atractivo con el sexo opuesto y a definir tu figura.

Todo esto se conjugará para convertirse en tu principal intensivo en el trabajo de gimnasio, y para ayudarte te compartimos que según el blog de Bret Contreras, un famoso entrenador de atletas, el ejercicio clave es el levantamiento de pesas con la cadera. Este ejercicio, por la intensidad del movimiento, activa tus glúteos mejor que cualquier otro entrenamiento, no es complicado de realizar y es completamente seguro.

Músculo

Usá un peso que podás levantar al menos unas 10 veces. Creá mucha tensión y estrés metabólico en el músculo, dos factores muy importantes del crecimiento muscular.

Pesas

Conseguí una barra con pesas y colocala paralela a una banca o a un step de ejercicios, de los que usan para los aeróbicos. Eso es primordial para desarrollarlo.

Cadera

Sentate en el piso y colocá la barra sobre tu cadera, manteniendo tus rodillas dobladas, los pies pegados al piso y la parte superior de tu espalda descansando contra la banca. Empujá hacia atrás la parte superior de tu espalda y elevá tu cadera, de tal manera que la barra descanse allí, y tus rodillas, caderas y espalda estén alineados.

Glúteos

No subás más allá de la altura que corresponda a tu resistencia. Cuando llegués a punto, tensá los glúteos. Bajá lentamente la barra hasta que las pesas toquen el piso. Hacé diez repeticiones.