• |
  • |

De sobra es conocido que no es imposible perder la grasa localizada en una parte específica del cuerpo, así como esa antiestética barriga ganada a punta de cervezas y por la vida sedentaria. La misión es hacerlo con una dieta saludable y realizar muchos ejercicios.

El tiempo es un elemento indispensable. Esfuerzo y fuerza de voluntad, acompañados de una dieta sana –baja en grasas saturadas– y con una ingesta controlada de verduras, proteínas y cereales podremos lograr todos nuestros resultados.

Al ejercitarte, no olvidés que si bien debe ser de manera integral, para trabajar toda la musculatura el abdomen deberá tener mayor atención. Eso sí, procurá la asesoría de un entrenador para evitar lesiones debido a las malas prácticas. Toda esta rutina debe ser constante.